¿Es necesario un protocolo de seguridad en Europa ante tormentas solares?


El PSOE cree que es necesario establecer un protocolo de seguridad europeo para la prevención de fenómenos naturales solares, como las tormentas solares. Este tipo de fenómenos pueden alterar a los dispositivos electrónicos y causar problemas en las infraestructuras y alterar el funcionamiento normal de sistemas informáticos.

El PSOE, por ello, ha presentado una proposición no de ley que ha sido aprobada por unanimidad en la Comisión Mixta para la Unión Europea del Congreso de España. El PSOE ha recalcado la tormenta solar del siglo que se prevé para 2013. En cambio, el físico solar del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), José Carlos del Toro, ha restado importancia al asunto.

Del Toro ha asegurado que en la actualidad se producen tormentas solares y se seguirán produciendo. Pueden ser especialmente energéticas porque existe un periodo de máxima actividad solar. Pero, hablar de la tormenta solar del siglo es algo exagerado. Además, es científicamente imposible predecir con tanta antelación este tipo de fenómenos.

Una tormenta solar se produce cuando, en la superficie del Sol, la energía magnética se transforma en cinética y provoca una eyección de partículas a muy alta velocidad que salen despedidas y, en algunos casos, pueden llegar a la superficie de la Tierra. Si estas partículas tienen suficiente energía pueden atravesar el escudo natural del planeta, el campo magnético, y penetrar en la ionosfera, que ve alterado su equilibrio físico-químico, con perturbaciones que pueden dañar las telecomunicaciones.

Actualmente, se vigila el Sol constantemente. Así, se puede predecir las consecuencias de este tipo de fenómenos con dos o tres días de antelación, antes de que los efectos lleguen a la Tierra.

La medida propuesta por el PSOE puede ayudar a desarrollar una mejor protección ante las posibles consecuencias. Pero no se debe lanzar un mensaje catastrofista del asunto. La idea es que se elabore un catálogo educativo y preventivo para todos los países de la Unión Europea, así como un protocolo de actuación ante hipotéticas situaciones de emergencia derivadas de fallos tecnológicos, en especial en la generación y distribución eléctrica y las telecomunicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *