Estados Unidos concluye que el cambio climático amenaza la seguridad nacional

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las casi siempre inesperadas consecuencias que provoca el cambio climático no pueden tomarse a la ligera, sobre todo cuando las sorpresas tiene forma de un terrible huracán, de una virulenta tormenta, de un ciclón o, por ejemplo, de una devastadora sequía. En Estados Unidos acaban de sufrir el paso del huracán Sandy y, aunque ya existía preocupación por fenómenos como éstos, que son especialmente virulentos a consecuencia del cambio climático, casualmente, ha sido ahora cuando acaba de publicarse un informe oficial que lo considera una seria amenaza contra la seguridad nacional.

El informe ha sido realizado por el National Research Council, y en él se analizan estos nuevos acontecimientos a la luz de un denominador común temible, que no es otro que el siempre peligroso cambio climático.

“A los responsables de la seguridad nacional no les gustan las sorpresas y esperamos que la comunidad de inteligencia sepa proporcionar una advertencia suficiente para que sea posible evitar, mejora o modificar las consecuencias no deseadas de los nuevos acontecimientos“, dice literalmente el documento, en un claro reconocimiento de la ruleta rusa que supone el cambio climático cuando entra en acción.

Asímismo, el informe alude a la mayor frecuencia de eventos climáticos extremos detectada en los últimos años, así como a las distintas formas que éstos pueden adoptar. Al tiempo, se reconoce la dificultad o, mejor, imposibilidad de predecir ni cuáles van a producirse ni cuando. Ello significa, lógicamente, estar inerme ante él, y eso es algo que no encaja ni medio bien dentro de las políticas de seguridad nacional.

Peligra el comercio del petróleo

Me ha parecido interesante el punto en el que se acaba de un plumazo con la polémica entre climatólogos convencidos y escépticos sobre el origen del cambio climático. Para los autores del informe, lo importante no es si el ser humano es o ha sido el culpable del mismo o si se trata de un fenómeno natural. Lo verdaderamente fundamental no es otra cosa que constatar, dejar bien claro que se trata de algo real, es decir, de que ya está aquí y supone un problema importante para la seguridad nacional.

Entre los peligros potenciales que se ven venir, el informe señala el comercio del petróleo como ejemplo de mercado global que podría romperse muy fácilmente por los eventos del cambio climático. Y, finalmente, se cita la ciencia del clima como posible salvadora de esta incertidumbre, si bien no siempre son fiables sus previsiones, y eso es un gran problema para establecer estrategias de gobierno eficaces, por lo que se sugiere complementar su análisis en el futuro con las aportaciones de otras ciencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *