Los estadounidenses comienzan a creer en el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Según una reciente encuesta, más de dos tercios de los adultos estadounidenses creen que el calentamiento global ha provocado los eventos climáticos extremos que se han producido en los últimos tiempo. ¿Sufrir desastres naturales cambiará la percepción de los estadounidenses ante el cambio climático? ¿Les hará ver la realidad: que existe, que se está produciendo y que hay que actuar al respecto? Y, aún más importante, ¿se contagiará este cambio de mentalidad a políticos y periodistas escépticos ante el cambio climático?

Según el informe, elaborado por un proyecto conjunto entre la Universidad de Yale y el Centro de la Universidad George Mason que trata de saber la relación entre el cambio climático y la percepción en la comunicación, el 82% de los encuestados señalaron que habían sufrido al menos un tipo de fenómeno meteorológico extremo en el último año.

Por otra parte, el 35% ha afirmado que ha sufrido daños de algún tipo, ya sean personales o materiales, de más o menos importancia. En el caso de los fenómenos meteorológicos extremos, la mayoría de los encuestados cree que el cambio climático agrava los hechos.

Entre estos fenómenos, se encuentran las temperaturas inusualmente altas durante el invierno pasado (un 72% cree que tiene que ver con el cambio climático), el récord de altas temperaturas del verano pasado (70%), las sequías de 2011 en Texas y Oklahoma (69%) y las inundaciones del río Mississippi durante la primavera de 2011 (63%).

Según Anthony Leiserowitz, director del proyecto en la Universidad de Yale y coautor del estudio, los estadounidenses están empezando a interiorizar el proceso de cambio climático. Según la encuesta, el 52% de los encuestados dijo que el clima en Estados Unidos es cada vez peor, una cifra mucho mayor que el 22% que dijo que es cada vez mejor.

Estados Unidos es una sociedad que, en general, no asimila los problemas globales hasta que no se ve directamente afectada. Pero el cambio climático no hace distinciones. Por fin comienzan a darse cuenta. Más vale tarde que nunca. ¿O es demasiado tarde?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *