Los militares de EE UU quieren reducir la dependencia del petróleo


En Estados Unidos existe un grupo de pensamiento llamado Military Advisory Board, compuesto por once altos mandos del Ejército (generales y almirantes), ya retirados, que estudian las consecuencias que puede tener el cambio climático en la Seguridad Nacional. Efectivamente, a los militares estadounidenses les preocupa tanto o más el calentamiento global como el terrorismo islámico.

Ya en mayo de 2009, este grupo advirtió que el asunto era de extrema importancia para la Seguridad Nacional y que el Ejército tenía que reducir su dependencia del petróleo. En abril de 2007 publicó un informe titulado Seguridad Nacional y cómo tratar el cambio climático, analizando la inestabilidad política en algunas regiones del planeta debido al fenómeno climático global y sus consecuencias.

El Military Advisory Board ha elaborado un nuevo estudio sobre el asunto. En el informe aconsejan reducir el uso del petróleo en un 30% durante la próxima década, no sólo como una forma de combatir el cambio climático, sino como una obligación para aumentar la Seguridad Nacional. En concreto, se trataría de reducir de forma drástica las importaciones de energía, adelantándose a una más que previsible nueva crisis del petróleo.

Según el vicealmirante Dennis McGinn, uno de los autores del informe, no sólo se trata de la inestabilidad de los precios de la gasolina y otros derivados del petróleo, ni sólo de la relación del petróleo con el medio ambiente y el cambio climático, se trata de un problema de seguridad nacional tanto económica, como diplomática y militarmente. Más aún, la dependencia estadounidense del petróleo es, para este grupo de análisis, el “talón de Aquiles de nuestra seguridad nacional”.

El informe se refiere directamente a los países productores de petróleo como naciones que pueden hacer daño y obligar a “arriesgar la vida de nuestros hijos e hijas para proteger los frágiles suministros de petróleo”.

Si el presidente de Estados Unidos y su Ejército no quieren luchar contra el cambio climático por respeto al medio ambiente, quizá lo hagan por seguridad nacional. Así de extraño es este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *