Los tardígrados también se verán afectados por el cambio climático

tardigrados
Los tardígrados, conocidos como osos de agua o lechones de musgo, son unos invertebrados microscópicos que se encuentran en todo el mundo en hábitats marinos, de agua dulce y terrestres. Son una especie diminuta, pero que se caracteriza por su gran tolerancia a ambientes extremos en estado desecado. A pesar de ello, son muy vulnerables al calor a largo plazo. Un motivo por el que se prevé que también se vean afectados por el cambio climático.

El estudio

Estas posibles afecciones se han puesto de manifiesto a través de un estudio realizado en la Universidad de Copenhague, que ha permitido conocer la tolerancia a las altas temperaturas de Ramazzottius variornatus, un tardígrado que se halla en los hábitats transitorios de agua dulce.

Para el estudio, se obtuvieron unas muestras de canaletas del techo de una casa situada en Niva, en Dinamarca, con el fin de evaluar la exposición a altas temperaturas en tardígrados activos y desecados. Además, la investigación también se centro en el efecto de un breve período de aclimatación en animales activos.

Los datos de este estudio han permitido conocer que la temperatura letal media para los tardígrados activos no aclimatados es de 37,1 grados centígrados, aunque un período de aclimatación corto produce un aumento –pero significativo-, de la temperatura letal media hasta los 37,6 grados centígrados. En Dinamarca, la temperatura máxima medida es de 36,4 grados centígrados.

tardigrados
La temperatura de mortalidad varía en cuanto a las muestras desecadas, ya que en ellas se sitúa en 82,7 grados centígrados tras exposiciones de una hora, mientras que se produjo una bajada a 61,1 grados centígrados tras una exposición de 24 horas.

Este dato constata sobre todo la afección que se produciría por las largas exposiciones al calor, lo que será más habitual con el cambio climático.

El método

En este estudio, los investigadores utilizaron modelos logísticos para estimar la temperatura letal media –a la que se alcanza un 50% de mortalidad-, para los tardígrados activos como desecados.

Artículos relacionados:

Las especies marinas se adentran en los océanos para huir del aumento de la temperatura

La pérdida de oxígeno en los océanos amenaza los ecosistemas marinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *