Nuevo motor de combustión interna que no emite CO2

motor
La contaminación del tráfico rodado es uno de los principales factores que influye en el cambio climático y en el calentamiento global, así como en el efecto invernadero. Aunque hoy en día, se está trabajando y apostando por el vehículo eléctrico o coches que utilicen otras energías alternativas a los combustibles fósiles, también se producen otra serie de avances que contribuyen a una mayor sostenibilidad sin tener que renunciar a la movilidad en utilitarios. Una línea dentro de la que se engloba un nuevo motor de combustión interna, que tiene la particularidad de no emitir CO2 ni otros gases nocivos para la salud.

El motor

Precisamente, la no generación de gases nocivos para la salud ni CO2 es la principal característica de este nuevo motor de combustión interna, que ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología Química, centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València, y del Instituto CMT-Motores Térmicos de la UPV.

Este motor, que tiene la particularidad de cumplir con la normativa sobre emisiones prevista para el año 2040, utiliza una tecnología basada en el empleo de membranas cerámicas MIEC.

Estas membranas, que han sido patentadas, se caracterizan por eliminar todos los gases contaminantes y nocivos para la salud (NOx). Aparte, pueden capturar el CO2 propio y atmosférico, siendo posible además licuarlo.

motor
De esta manera, las membranas se introducen en el motor del vehículo para que se pueda llevar a cabo una separación selectiva de oxígeno del aire para producir la oxicombustión.

Así se genera un gas de combustión puro, que está compuesto por agua y CO2, que se puede capturar en el interior del propio vehículo y almacenarlo. Con este proceso, se consigue que no salga expulsado por el escape.

Otros beneficios

Este motor presenta otra serie de ventajas adicionales, que más allá de esa sostenibilidad. Por ejemplo, con su utilización, se tiene la misma autonomía y capacidad de repostaje que con un motor tradicional y sin las emisiones contaminantes como sucede en los coches eléctricos.

Artículos relacionados:

La contaminación aumenta el riesgo de depresión y suicidio

El confinamiento aumenta la conciencia ambiental: el 74% de los españoles no quiere contaminación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.