La contaminación aumenta el riesgo de depresión y suicidio

suicidio-contaminacion
Diversos estudios han puesto de manifiesto las consecuencias que tiene la contaminación en el estado de salud. Son informes que, sobre todo, han constatado las diferentes afecciones que se producen en el desarrollo de los fetos, las insuficiencias respiratorias, la aparición de alergias y los problemas cardiovasculares. Son efectos nocivos del CO2 en la salud humana a los que ahora se suma otro más. Un nuevo estudio vincula la contaminación atmosférica con el mayor riesgo de depresión y suicidio.

Depresión

La investigación realizada por un equipo de investigadores de la University College de Londres ha puesto de manifiesto que las personas que están expuestas a niveles altos de CO2 son más propensas a experimentar depresión o a morir por suicidio.

El estudio, que se ha publicado recientemente en la revista ‘Environmental Health Perspectives’, se ha basado en los datos de 16 países, que han sido revisados y analizados por estos investigadores.

Los resultados de este análisis evidencian que una reducción del promedio global de exposición a la contaminación del aire por partículas finas (PM2.5) de 44 microgramos por metro cúbico (ug/m3) a 25 ug/m3 podría mermar en torno a un 15% el riesgo de depresión en todo el mundo. No hay que olvidarse de que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los niveles se mantengan en 10 ug/m3.

depresion-contaminacion
La investigación refleja a su vez los daños de la contaminación en la salud mental. De hecho, un aumento de 10 ug/m3 en el nivel promedio de la contaminación del aire por partículas finas al que están expuestas las personas durante tiempo prologando produce un incremento de alrededor del 10% en las probabilidades de que padezca depresión.

Los investigadores inciden en que durante el estudio han encontrado indicios más que suficientes para establecer una relación entre la exposición a la contaminación al aire a largo plazo y la depresión.

Suicidio

Además, los investigadores hallaron pruebas de una conexión entre los cambios a corto plazo en la exposición a la contaminación atmosférica por partículas gruesas (PM10) y el número de suicidios.

Los datos permiten constatar que el riesgo de suicidio aumenta los días en los que los niveles de PM10 han sido altos durante tres días tras períodos menos contaminados.

Artículos relacionados:

El calentamiento global incrementa los suicidios

Más de 10.000 personas mueren en España por la contaminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *