Los emails también contaminan: generan hasta 50 gramos de CO2

email
La correspondencia siempre ha estado en el punto de mira porque se considera contaminante al tener que transportar las cartas por vía aérea o carretera. Esto ha hecho, unido a los avances y necesidades de la sociedad, que se produjera un trasvase de las cartas tradicionales a los correos electrónicos. Sin embargo, también hay que tener cuidado con los emails porque contaminan. Aunque parezca increíble es así. ¿Y qué impacto tienen? Cada correo electrónico se calcula que genera entre uno y 50 gramos de CO2.

Impacto

Estos datos prueban que pensar que un email no contamina es un error. Es más, todo el tráfico de Internet genera tantas emisiones de CO2 como el sector de la aviación, según expertos.

En concreto, la huella de carbono de los dispositivos, Internet y sistemas que los soportan supone cerca del 3,7% de las emisiones de efecto invernadero del mundo. Esto equivale a las que genera el sector de la aviación.

La explicación radica en que enviar un correo electrónico genera emisiones de gases de efecto invernadero. Un aspecto que pasa muchas veces desapercibido porque los elementos que se usan para su envío o bien cuando se reciben no están a simple vista y, además, no siempre se miden.

email
Pero el dato es importante. Este impacto se cifra en torno a un gramo de CO2 en el caso de un email sin documentos adjuntos, mientras que puede alcanzar los 50 gramos de CO2 si incluye muchas imágenes.

Qué puede hacerse

Ante esta situación es importante poder tomar medidas. Y para ello conviene conocer el funcionamiento. Por ejemplo, hay que saber que los proveedores de buzones y las operadoras de telecomunicaciones emplean equipos y dispositivos para que las personas puedan recibir y enviar emails. Son equipos que se suelen mantener encendidos durante las 24 horas del día.

Y esto es importante porque se calcula que cada día se envían alrededor de 100.000 millones de emails de los que el 85% son spam. De este modo, reducir el correo no deseado sería una medida que se podría aplicar y que tendría un impacto positivo para reducir la huella de carbono. También sería beneficioso hacer un buen uso del correo electrónico para lo que se debe concienciar a las empresas, empleados y sociedad en general.

Artículos relacionados:

Usar memes de internet para informar sobre el cambio climático

Las tecnologías que pueden ayudar a frenar el cambio climático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.