La contaminación reduce el tamaño de los genitales masculinos

contaminación
Diversos estudios han constatado los efectos nocivos de la contaminación en la salud humana. Sin embargo, su impacto no sería solo esa mayor afección o incidencia de determinadas enfermedades, sobre todo, las cardíacas o respiratorias. Una nueva investigación señala que también sería la causa que explica una reducción del tamaño de los genitales masculinos, en concreto, del pene. Y eso no es todo porque igualmente se apunta a un menor número de espermatozoides. Los índices de fertilidad de las mujeres a su vez se verían afectados.

El impacto

Este argumento es el que explica la epidemióloga Shanna Swan en el libro ‘Count Down’ en el que realiza un análisis de la relación entre la polución (comprendiendo contaminación y sustancias industriales químicas industriales que se hallan en productos de uso cotidiano) y la longitud del miembro viril.

Este argumento, que se ha defendido en más estudios, se basa en que las condiciones socioambientales del mundo actual están alterando el sistema reproductivo de los seres humanos. En concreto, apunta datos que reflejan el aumento de las tasas de disfunción eréctil y un mayor número de bebés que nacen con penes más pequeños, mientras que la fertilidad va disminuyendo.

La epidemióloga indica que el tema es preocupante porque la especie humana se está viendo amenazada, así como la capacidad de supervivencia a largo plazo. Y es que la cuestión, según señala, no es que el tamaño de los penes humanos sea más pequeño, sino la afección en el índice de fertilidad en mujeres en edad de gestar que igualmente se está viendo afectado por los efectos nocivos de la contaminación. De hecho, un joven de 20 años hoy en día es menos fértil que su abuela a los 35 años de edad en algunas partes del mundo.

contaminación

Los agentes causantes

De acuerdo con la epidemióloga, la interrupción de la fertilidad responde a sustancias químicas, los ftalatos, que están en la producción de plástico y afectan en la forma en la que se produce la hormona endocrina.

A esto se suman prácticas de estilo de vida poco saludables, lo que está llevando a una alteración del equilibrio hormonal y, en consecuencia, generando distintos grados de estragos reproductivos.

Artículos relacionados:

Dos años menos de vida por respirar aire contaminado

La contaminación aumenta el riesgo de depresión y suicidio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.