La duración de los embarazos se acorta por el cambio climático

embarazo-cambio-climatico
El cambio climático no solo está produciendo modificaciones en el ciclo reproductor de animales y plantas. También los humanos se están viendo afectados por el aumento de las temperaturas. Una de las principales consecuencias es que se está acortando la duración del embarazo, llegando a adelantarse el alumbramiento hasta dos semanas antes de lo previsto. Es una situación preocupante porque los partos prematuros suelen estar relacionados con problemas de salud en los primeros años de vida.

El estudio

Esta relación entre cambio climático y la duración del embarazo de las mujeres se ha puesto de manifiesto en un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California que, recientemente, se ha publicado en la revista Nature Climate Change.

Esta investigación constata que existe una relación clara entre el aumento de la temperatura y la gestación humana, que se traduce en una duración menor del embarazo.

En concreto, se ha observado que la exposición de las madres a temperaturas más altas acorta los embarazos una media de seis días, aunque también se han detectado casos en los que esta menor duración de la gestación ha sido de dos semanas.

embarazo-cambio-climatico
Es un período que, además, podría ir en aumento si no se soluciona el cambio climático, no se reducen las emisiones de CO2 y sigue aumentando la temperatura. De hecho, las estimaciones de los investigadores –de acuerdo con modelos matemáticos-, señalan que se podrían perder alrededor de 253.000 días de gestación solo en Estados Unidos a finales de siglo. Esto afectaría a 42.000 nacimientos.

Los datos

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores han estudiado los datos de más de 56 millones de partos en Estados Unidos que tuvieron lugar en los años comprendidos entre 1969 y 1988.

Además, se tuvieron en cuenta factores socioeconómicos y sanitarios, que podrían haber influido a su vez en los alumbramientos, así como las circunstancias del clima y la disponibilidad de sistemas para protegerse del calor como el aire acondicionado.

Este análisis permitió constatar esta relación entre el adelanto de los partos y la exposición de las mujeres gestantes a temperaturas de 32 grados centígrados o superiores, que se traduce en una tasa de nacimientos que aumenta en un 5% en los días de altas temperaturas.

La causa que explica esta relación podría estar en que el calor aumenta los niveles de oxitocina, una de las hormonas que desencadena el parto.

Artículos relacionados:

Más de 10.000 personas mueren en España por la contaminación

El cambio climático dificulta la supervivencia del pingüino rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *