Nuevo récord de descongelación en el Ártico


El calentamiento global sigue su curso. La capa de hielo que cubre el océano Glacial Ártico ha registrado este verano de 2011 un nuevo y preocupante récord de descongelación y ha disminuido hasta quedar con una superficie de 4,24 millones de kilómetros cuadrados. Comentar este hecho resulta algo repetitivo. Siempre hablando de lo mismo. Pero, en realidad, a juzgar por lo poco que cala en la sociedad, habrá que repetirlo otras tantas veces… y aún más.

El terrible dato lo ha anunciado un portavoz del Instituto de Física Medioambiental de la Universidad de Bremen. Se supera así la marca de 2007, año en el que la superficie helada había registrado las cotas más bajas de su historia: 4,267 millones de kilómetros cuadrados. Es un avión en caída libre. Y bajando.

La superficie helada en verano se ha reducido, desde 1972 hasta la actualidad, en un 50%, ha señalado Georg Heygster, científico del mismo instituto. Por supuesto, la causa es el cambio climático y sus demoledores efectos sobre el planeta.

La desaparición de la capa de hielo es el comienzo de una cadena de desastres: peligra la supervivencia de los seres vivos que ocupan el ecosistema situado bajo esa capa de hielo, el primer elemento de la cadena alimenticia que, finalmente, llega hasta el ser humano. Así, quien crea que podemos vivir sin hielo en los polos, se equivoca. Al final, seremos nosotros quienes lo pagaremos.

La superficie helada del océano Glacial Ártico oscila de media entre los 15 millones de kilómetros cuadrados en marzo y los 5 millones en setiembre. El nuevo récord de descongelación es un 0,6% menor que el de 2007. Y aún puede aumentar durante este mes.

Ya vimos una de las consecuencias más visibles del fenómeno: las dos rutas por barco quedaron abiertas, la ruta marítima noreste ante las costas septentrionales de Rusia y la del noroeste, que bordea Canadá. Los científicos, por último, advirtieron de que la capa central de hielo también pierde espesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *