Ola de calor en Siberia con temperaturas récord

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Verano en el hemisferio norte. Muchos países o regiones sufren rigores climáticos, en esta época, calor extremo y largas sequías. Está ocurriendo en el sur de Siberia Occidental, donde se está produciendo un calor anómalo y una pertinaz sequía.

La temperatura media de julio fue de 22,2 ºC, medido en la provincia de Novosibirsk, mientras que la temperatura media de la región es de 20,2 ºC. Es la máxima temperatura registrada desde que existen los registros climáticos. Un récord absoluto. El máximo absoluto anterior, de 21,2 grados, ocurrió en el año 1915. No hay que ser un genio de las matemáticas para calcular que la temperatura media ha aumentado en 2 ºC, el límite marcado por los científicos como punto de inflexión. El desastre se acerca.

Según Ludmila Vorónina, directora del Centro Meteorológico de Siberia Occidental, se trata de una anomalía natural importante. Además, las anomalías en esta región no suelen suceder en verano, mientras que son frecuentes en invierno, primavera u otoño.

El verano de 2012 es anómalo en Siberia Occidental, además, por la escasez de lluvia. En julio, por ejemplo, en Novosibirsk cayeron sólo unos 3,5 milímetros (mm), cifra registrada por primera vez en los últimos 113 años. Otro terrible récord.

En cuanto al mes de agosto, se espera que la temperatura exceda en unos 1-1,5 ºC en la provincia de Novosibirsk. La temperatura media de agosto suele ser de 16-18 ºC, pero este año se esperan 19 ºC. Según el Centro Meteorológico de Altai, en el sur de Siberia, un calor anómalo como el que hace este año no es característico para la región y se registra por primera vez en los últimos 175 años.

Un tiempo caluroso y seco se mantuvo hasta finales de julio en la mayoría de las provincias de Siberia Occidental. En la de Tomsk fue declarado el estado de emergencia por incendios forestales y, en la mayoría de los distritos de las provincias de Novosibirsk y el Territorio de Altai, la sequía afectó gravemente los cultivos y puso en peligro la cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *