Réquiem para una especie, de Clive Hamilton

Réquiem para una especie, es un libro escrito por Clive Hamilton, profesor de Ética Pública en el Centro de Filosofía Aplicada y Éticas Públicas de la Universidad Nacional de Australia, la Universidad Charles Stuart y la Universidad de Melbourne. El libro lleva como subtítulo Cambio climático: por qué nos resistimos a la verdad. La intención del autor, pues, está clara.

Los científicos estudian el fenómeno climático global y los medios de comunicación, con mayor o menor acierto, con mayor o menor rigor, difunden las conclusiones de aquéllos. En la última parte de la cadena, el público recibe toda esa información, todos los datos, en parte, incomprensibles para un ciudadano medio y, aun siendo comprensibles, en muchas ocasiones, esta información se rechaza. ¿Por qué?

Réquiem para una especie fue publicado en Australia en 2010 y ahora ha sido traducido al español. Está dividido en ocho capítulos y tiene tres objetivos:

    1. Plantear los hechos que determinan que ya es demasiado tarde para evitar los cambios en el clima.
    2. Explicar por qué la humanidad no ha sido capaz de dar una respuesta satisfactoria ante este reto, ante esta amenaza real que es el calentamiento global.
    3. Ayudar, en la medida de sus posibilidades, a afrontar los cambios climáticos que se van a producir durante los próximos años.

El libro trata de encontrar un equilibrio entre la información científica que aporta y el modo de expresión, de modo que sea comprensible para un lector medio. Y, también, trata de llegar a otro equilibrio, quizá aún más difícil de conseguir: entre pecar de pesimista y ser optimista. Mirando el pasado, el autor es pesimista. Mirando el futuro, trata de ser optimista.

En general, el autor divide en dos grupos las reacciones humanas ante las evidencias científicas sobre el cambio climático: los pesimistas y los optimistas. Desde la mitad del siglo XX, los climatólogos han ido aumentando en importancia en las reuniones científicas internacionales. Han opinado y han tomado decisiones. En la actualidad, la mayoría de estos expertos tienen un pensamiento muy pesimista: el tipo de clima que ha permitido que la civilización florezca, ha desaparecido para siempre, nunca volverá. Por tanto, la humanidad se verá abocada a una larga lucha por sobrevivir en este planeta.

En fin, un libro no muy recomendado para pesimistas recalcitrantes: les confirmará su punto de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *