2016, el año más caluroso jamás registrado

Share on Facebook18Tweet about this on Twitter12Share on Google+2

Calentamiento-global-mundo
Por tercer año consecutivo, el planeta registra temperaturas de récord y la ciencia no duda en atribuir tales registros a la actividad humana. Sin embargo, el calentamiento global no es razón suficiente para explicar este anómalo comportamiento del mercurio.

Los datos de las temperaturas de 2016 recopiladas y recientemente difundidas por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) no ofrecían lugar a dudas: el 2016 volvía a romper las temperaturas máximas.

Un calor sin precedentes

Ocurrió con el 2014 y el 2015, y volvía a hacerlo, además de mostrar que 16 de los 17 años más calurosos registrados se han producido en este siglo.

Alcanzar unas temperaturas sin precedentes tiene una doble explicación. Por un lado, han sido años en los que el fenómeno climatológico de El Niño ha tenido una influencia esencial. Sin embargo, solo con su contribución no se hubieran batido récords.

Para que ello sucediese era necesario un añadido. En efecto, el aumento de las temperaturas provocado por las emisiones e efecto invernadero es clave para entender esta sucesión de récords históricos en el aumento de las temperaturas.

Así las cosas, el hecho de que El Niño ya haya finalizado ha sido un elemento importante a la hora de pronosticar el comportamiento del mercurio en el actual 2017. Según los climatólogos, será un año más fresco.

No debemos, por lo tanto, caer en el error de creer que el hecho de que las temperaturas promedio no sigan aumentando durante el 2017 no significa que el calentamiento global esté remitiendo.

Muy al contrario, su avance depende de las emisiones de efecto invernadero, por lo que mientras éstas sigan siendo tan masivas como hasta ahora, el cambio climático seguirá avanzando. Por lo tanto, dentro de esta lógica, cuando de nuevo llegue el fenómeno de El Niño, los mercurios podrían seguir batiendo nuevos récords.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *