El cambio climático es “una preocupación suprema de la humanidad”, según una experta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Sequías, inundaciones, deshielos, lluvias torrenciales, tormentas severas, interminables olas de calor o de frío, huracanes e incendios más virulentos de lo esperado… Los eventos climáticos propios del cambio climático son cada vez más habituales en el clima mundial actual. No en vano, éste se caracteriza por “el aumento de las condiciones extremas”, dice Valentina Davydova Belitskaya, física del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara, en México.

Davydova trata la cuestión en un artículo titulado Escenarios climáticos y procesos de adaptación, publicado en el último número de la revista Ciencia, de la Academia Mexicana de Ciencias, donde sostiene que el calentamiento global es un fenómeno provocado por el ser humano, definiéndolo como “una de las preocupaciones supremas de la humanidad”.

El cambio climático, una evidencia

A su juicio, el aumento del nivel del mar, el calentamiento de los océanos, el incremento de la temperatura global evidencian que estamos sufriendo cambios como consecuencia del mismo. Y, con respecto al deshielo, la experta menciona la merma de las placas de Groenlandia, Ártico y Antártida, el retroceso de glaciares y la acidificación de las aguas marinas.

A todo ello se le suman los eventos meteorológicos extremos, como el reciente huracán Sandy, que cataloga como la tormenta número 18 dentro de la temporada de huracanes o ciclónica de este año. Su virulencia y las muertes y daños causados son un signo de su mayor peligrosidad a consecuencia del cambio climático.

La experta en Física Atmosférica recuerda la importancia de prever estos fenómenos para poder actuar adaptándonos o, si fuera posible, evitando sus daños. Estas predicciones se llevan a cabo mediante el estudio del clima y su variabilidad, es decir, intentando comprender la variabilidad del sistema climático mediante modelos informáticos que permiten realizar mejores proyecciones del clima teniendo en cuenta una serie de factores pertenecientes a un sistema muy complejo. El objetivo, el reto, por lo tanto, es intentar reducir las incertidumbres al máximo para poder reaccionar. Ya se sabe, la información es poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *