Asia inundada y África asolada por las sequías en un par de décadas


El cambio climático no afectará a todas las regiones por igual. Según un nuevo informe del Banco Mundial, las principales ciudades de Asia sufrirán inundaciones, mientras que buena parte de África se verá azotada por terribles sequías que supondrán escasez de alimentos.

El informe asegura que un aumento de sólo 2 ºC en la temperatura media global, un aumento al que nos encaminamos y que se alcanzará en los próximos 20 o 30 años, producirá eventos climáticos catastróficos. Lo que está ocurriendo en estos últimos años se repetirá más a menudo.

Algunas de las previsiones del informe son las siguientes:

  • Las inundaciones que ocurrieron en Pakistán en 2010, que afectaron a 20 millones de personas, se convertirán en algo habitual. Cada estación del monzón podría traer una gran crisis humanitaria.
  • Ciudades como Manila, Mumbai, Kolkata, Ho Chi Minh y Bangkok podrían quedar bajo el agua o amenazadas por ciclones intensos y la escasez de agua.
  • En la década de 2030, las sequías y el calor extremo harán que el 40% de la tierra de África quede inservible. Al llegar a 2050, la población con carencias en la alimentación oscilará entre un 25 y un 90%, dependiendo de las regiones.
  • Cada vez más gente se verá obligada a emigrar a zonas urbanas. Habrá más asentamientos alegales donde aumentarán las enfermedades. Habrá más olas de calor y más inundaciones.

¿Cuántos informes necesitamos para reaccionar?


El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha asegurado que este panorama desolador está basado en las previsiones de los científicos. En el corto plazo, el cambio climático afectará antes que a nadie y en mayor proporción a los barrios pobres.

Un nuevo aviso del Banco Mundial sobre los estragos que va a causar el cambio climático en las próximas décadas. Hace siete años que se estrenó el documental Una verdad incómoda, del exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore. Éste retó al actual presidente de su país, Obama, para que se tome muy en serio la lucha contra el calentamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *