Científicos australianos defienden el impuesto de carbono

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La comunidad científica no se cansa de repetirlo. Tal vez hayan aprendido de ciertos políticos que creen que, si se repite con insistencia una mentira, se convierte en verdad. Sólo que, en este caso, no hace falta convertirla: ya es verdad. En este caso es más aproximado decir que se repite hasta que se crea y, sobre todo, se haga algo al respecto. El cambio climático se está produciendo y hay que hacer algo ya. No se puede esperar más tiempo.

Los expertos en el clima de Australia lo han recordado una vez más: el cambio climático está provocado en su mayor parte por el ser humano. Esta afirmación es irrefutable (sólo ignorantes políticos son capaces de nagarla, además, por supuesto, sin aportar ninguna prueba), así que es necesario actuar antes de que sea tarde. Y cada día que pasa sin hacer nada estamos más cerca de que sea demasiado tarde. Así lo advertió también la Comisión Climática del Gobierno de Australia en un informe recientemente publicado.

El objetivo final de los climatólogos australianos es concienciar a sus compatriotas (y, de refilón, llamar la atención del resto del mundo) sobre la necesidad de avanzar en la propuesta de crear un impuesto sobre las emisiones de carbono.

Los ciudadanos australianos no creen que sea justo que ellos deban pagar por algo que están causando algunas de las grandes empresas del mundo. Pero este nuevo documento señala que el nivel del mar podría subir un metro antes de acabar el siglo, más de lo que se pensaba, y recuerda a los escépticos del cambio climático que esta circunstancia puede ser un grave problema para un país como Australia. La Academia de Ciencias Australiana ya lo señaló. Hay que repetirlo hasta que cale en todos los ciudadanos.

El informe afirma sin dudarlo que el planeta se está calentando como nunca en la historia. No se olvida de los medios de comunicación: difundir declaraciones de personas sin credibilidad, que atacan a la ciencia con su escepticismo y desde la ignorancia es una acción irresponsable y peligrosa. Un miembro de la Comisión que ha elaborado el informe cree que no hay que fomentar este “falso debate estéril”. Los medios deberían asumir su propia responsabilidad y no dar voz a personas ignorantes (desde el punto de vista científico) que sólo tratan de medrar en el ámbito político.

Australia es uno de los mayores emisores per cápita de carbono del mundo y también uno de los países que más afectado se verá y antes por el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *