El calentamiento global no es real para los republicanos de EE UU


Lo peor del calentamiento global, ya lo hemos comentado alguna vez, es que los desastres que ocurren en un lugar del mundo dependen de políticos y empresas que pueden estar muy lejos. Por desgracia para todos los habitantes del planeta, las decisiones de los políticos de Estados Unidos afectan de manera innegable a este asunto y, bien por ignorancia, bien por intereses económicos o políticos, al menos la mitad de los representantes políticos de Estados Unidos no creen que el cambio climático sea un problema. Casi todos los republicanos y una buena parte de los demócratas.

La Congreso de Estados Unidos votó, con un resultado de 248 frente a 174, una resolución en la que se aprobaba que el calentamiento global no es real. En sus manos estamos.

Por fortuna, los ciudadanos de aquel país sí están concienciados con el problema, como han demostrado celebrando la conferencia Power Shift 2011, un evento que duró tres días, en el que se capacitó, organizó y movilizó a más de 10.000 jóvenes para luchar contra el cambio climático. Los ciudadanos por un lado, los políticos por otro. Entre las ponencias, debates y discursos del evento, se podría destacar el discurso de Bill McKibben, que se puede ver subtitulado en varios idiomas a través de Internet.

Volviendo a los políticos estadounidenses, un estudio encontró que muchos de los que se autoproclaman seguidores del Partido Republicano creen en el cambio climático, pero no en el calentamiento global. La investigación, realizada por psicólogos de la Universidad de Michigan, encontró que sólo el 44% de los republicanos creen que el calentamiento global es real, mientras el 60% cree que el cambio climático se está produciendo. Por otra parte, los demócratas, ante los mismos temas, dieron unos porcentajes del 86,9% y del 86,4%.

La ignorancia de unos pocos, pero con un papel relevante en la problemática climática mundial, afecta al resto del mundo. El Partido Demócrata tiene un asno como símbolo, mientras el Republicano tiene un elefante. Nunca he entendido por qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *