El cambio climático amenaza las zonas costeras de India


Los estados indios de Maharashtra y Kerala sufrirán el embate del cambio climático con toda su virulencia en la costa. Para desgracia de los humildes campesinos que habitan la zona, las aguas sepultarán buena parte de sus cultivos a consecuencia del aumento del nivel del mar. También podrán verse afectados los deltas del Ganges, Krishna, Godavari, Mahanadi y Cauvery en la costa este, advierte un informe del gobierno.

Los cambios oceánicos acabarán afectando no sólo a los cultivos, que no es poco, sino también al resto de la actividad económica y cultural de todas las áreas afectadas, de gran importancia para el país. “La pérdida de estas importantes regiones económicas y culturales podría tener un impacto considerable en algunos estados”, dice el informe.

Lógicamente, si el agua engulle la zona, ésta desaparece, con sus casas, sus cultivos, sus empresas, sus comunidades, pueblos… obligando a sus habitantes a desplazarse. Para que nos hagamos una idea, el estudio encontró que las áreas de inundación estimadas oscilarán entre los 4,2 kilómetros cuadrados y los 42,5 kilómetros cuadrados en el caso de que el aumento del nivel del mar sea de 1,0 y 2,0 metros respectivamente.

Pero eso no es todo, porque la principal amenaza para los humedales lo representa el aumento esperado del agua subterránea salina costera. “Los tramos más vulnerables a lo largo de la costa occidental india son Khambat y Kutch en Gujarat, Mumbai y las partes de la costa de Konkan y Kerala al sur”, alerta el informe presentado a la ONU.

El informe ha sido llevado a cabo por científicos de más de un centenar de instituciones, quienes visitaron zonas consideradas vulnerables para hacer un estudio in situ sobre los efectos que estaba teniendo la subida del nivel del mar. El resultado fue pesimista, siendo los peor parados Tamil Nadu, Kochi y Paradip Odisha (Kerala). Sus conclusiones se recogen en este informe, que constituye la Segunda Comunicación Nacional de la India a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *