El cambio climático en imágenes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La agencia de fotografía Noor ha querido mostrar en imágenes las consecuencias del cambio climático. Un proyecto bautizado como Consequences y que recorrerá diversas ciudades del mundo. (En la actualidad, se pueden ver estas fotografías en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.)

Nueve años de trabajo y varios fotógrafos de renombre internacional avalan esta exposición. El proyecto documenta los efectos devastadores del cambio climático en todo el mundo. Se mostró en diciembre de 2009 en la Cumbre de Copenhague ante los líderes mundiales. Quizá no tuvieron tiempo de pasarse a ver las fotografías.

Algunos de los temas e imágenes de los que trata la exposición son los siguientes:

Gaza, la escasez de agua. Después de dos intifadas y un bloqueo que ha durado más de dos años, hay 1,6 millones de habitantes de Gaza que se sienten abandonados. Falta de todo. A pesar de que la región es objetivo de los medios de comunicación, se ha pasado por alto un aspecto esencial: la falta de agua en la región. Si la situación continúa así, Gaza no tendrá agua potable dentro de diez años. En la actualidad, sólo el 10% de las aguas subterráneas de Gaza cumple con los estándares de la OMS y es potable.

Dzerzhinsk es el gran centro de la industria química de Rusia. En el pasado, fue uno de los centros de producción principal de armas químicas. Dzerzhinsk produce hasta 500 productos químicos (como plaguicidas y herbicidas que contienen mercurio), explosivos, combustibles para cohetes, plástico y productos de cloro. Los altos niveles de dioxinas llegan al agua a través del suelo, que es muy poroso.

Los escarabajos que atacan al pino de montaña han diezmado más de 14,5 hectáreas de bosques de pinos en la Columbia Británica, en Estados Unidos. Según algunas predicciones, en 2014, al menos el 80% de los pinos de la región estará muerto. El calentamiento global ha permitido que las larvas del escarabajo sobrevivan al invierno y se conviertan en una peligrosa plaga.

Karabash es una de las ciudades más contaminadas del mundo. La culpa es de la minería del cobre, los productos químicos y las emisiones de metales pesados. La chimenea de la fundición de cobre de Karabash Works ha estado arrojando cada año 180 toneladas de dióxido de azufre y partículas de metal en el aire durante casi un siglo.

Las arenas bituminosas de Alberta, Canadá, son la segunda fuente de petróleo crudo en el mundo, sólo superada por las que posee Arabia Saudita. Pero su extracción transforma el paisaje, contamina el agua y, junto a las industrias de refinación, suponen el 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Canadá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *