Fairphone, el smartphone sostenible

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Fairphone 2
Hablar de la lucha contra el cambio climático implica hablar de un desarrollo tecnológico enfocado a la sostenibilidad. De nada sirve que millones de personas trabajen para cuidar el medio ambiente si existen sectores que lo están destruyendo a marchas forzadas.

Sobre el tema de la fabricación de los smartphones se ha vertido mucha información en los últimos años. No salen precisamente bien parados, pero por suerte hay iniciativas que se desmarcan de lo que se considera injusto para apostar por fórmulas alternativas.

Justo con los trabajadores

Es el caso de Fairphone, un teléfono con un proceso de creación totalmente novedoso. ¿Por qué? Pues porque huye de los chanchullos que se llevan algunas empresas con organizaciones militares a la hora de explotar minas que acaban con la vida de sus trabajadores.

Lo que han hecho es crear un fondo benéfico para los trabajadores que se dejan la piel consiguiendo algunos de los componentes que hacen falta para que todo terminal funcione correctamente. Es un teléfono inteligente, duradero y ético creado por una empresa holandesa mediante materiales como el tántalo, el estaño o el tungsteno. Lo que les hace diferentes del resto es el hecho de haber utilizado minas certificadas que se hallan en la República del Congo.

Fairphone

Cada vez más vendido

Desde que se puso a la venta, ya van más de 60.000 unidades entregadas. El año que viene esperan llegar a las 140.000 para reivindicar que el trabajo bien hecho construye una sociedad más justa. Además, se puede desmontar con mucha facilidad (cualquier usuario puede repararlo) y cuenta con unas especificaciones muy decentes. No es un iPhone, desde luego, pero es más que suficiente para la mayoría de usuarios.

Dispone de una pantalla de 5 pulgadas con resolución Full HD y una cámara de 8 megapíxeles. La batería puede ser de 2.420mAh. ¿El problema? Empezó costando 325 euros, pero ahora se comercializa por 525 euros. Es lo que tiene jugar en desventaja frente a los que no cumplen las normativas (por lo menos desde un punto de viste ético).

Te dejo con un vídeo de Fairphone (ya va por su segunda generación) que explica su facilidad de montaje y desmontaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *