Jordania se prepara para la falta de agua


La Organización Mundial de la Salud (OMS) y las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) colaboran en la puesta en marcha de un proyecto piloto para aumentar la capacidad de adaptación para responder a los riesgos para la salud derivados de la escasez de agua que va a sufrir Jordania a causa del fenómeno del cambio climático. Jordania es un país fundamentalmente desértico.

El cambio climático va a hacer que las temperaturas medias de todo el globo aumenten y que los patrones de precipitación cambien. En el caso, de Jordania, implicará una disminución de la disponibilidad de agua superficial y, en definitiva, una mayor escasez de agua en el país. Ante esta situación, el Gobierno jordano, la ONU y expertos en clima y en otras disciplinas ya están trabajando en un sistema que permita la prevención de riesgos para la salud de los habitantes del país, así como un seguimiento integral y sistemas de vigilancia para la reutilización de aguas residuales tratadas.

El proyecto será dirigido por el Ministerio de Salud y ejecutado en cooperación con el Ministerio de Agua e Irrigación (MWI) y el Ministerio de Medio Ambiente (MMA). El proyecto en Jordania es parte de una iniciativa mundial para adaptarse al cambio climático desde el punto de vista de la salud del ser humano. También se llevarán cabo otros proyectos de similares características en otros siete países: Barbados, Fiji, Filipinas, Uzbekistán, Bhután, Kenia y China. Todos los programas están financiados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

La primera iniciativa que se está llevando a cabo es reutilizar las aguas residuales para el suministro de agua. Para riego, agua para lavar y, en general, cualquier uso que no suponga una ingesta por parte de las personas. Las aguas residuales sin tratar pueden afectar gravemente la salud de las personas, así que se vigilará exhaustivamente su tratamiento, además de dar normas estrictas para su uso a las comunidades que las vayan a usar (como los agricultores).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *