Las especies más amenazadas de España

urogallo
El calentamiento global y la sobreexplotación de determinados hábitats, así como el cambio climático son factores que ponen en peligro la supervivencia de especies, que pasan a estar amenazadas en todo el mundo. Un contexto en el que España no es ninguna excepción. En el país también hay especies amenazadas. ¿Cuáles son? Estas son las que tienen más riesgo porque se están reduciendo sus poblaciones de manera significativa.

Los más afectados

Dentro de esta lista se encuentra el Urogallo cantábrico o Tetras urogallus cantabricus, que es un ave endémica de los montes cantábricos. Su población ha experimentado un importante descenso, registrando una caída del 45% en los últimos 20 años. Los últimos datos de 2018 apuntan a una población de 300 ejemplares.

Otra de las especies más amenazadas es la Nacra común o Pinna nobilis. Se trata de un gran molusco bivalvo y oscuro, que es endémico del mar Mediterráneo. Su valor radica principalmente en su capacidad de proporcionar nuevos hábitats, favoreciendo el aumento de la biodiversidad. Sin embargo, a pesar de este importante papel en el medio marino, su mortalidad es elevada, afectando al 98% de las poblaciones del Mediterráneo español. Tan solo quedan en el Delta del Ebro, Mar Menor, Parque Nacional de Cabrera, Menorca, Mallorca, islas Columbretes e islas Medas.

El visón europeo es otra especie afectada. De hecho, se calcula que quedan solo 500 ejemplares en el país. Y su población sigue descendiendo. Además, ha desaparecido el 90% de su área de distribución original. España es uno de sus últimos reductos junto con el delta del Danubio y algunas poblaciones de Rusia.

vison-europeo
También en el ranking está la especie Marmaronetta angustirostris o Cerceta Pardilla. Un ave cuya población también se está reduciendo de manera significativa. En el año 2000, se estimaba que había entre 370 y 470 parejas.

Tras estas especies, se sitúa la Almeja perlífera gigante o Margaritifera auricularia. Este mejillón de agua dulce también está en peligro. El último censo de 2015 apuna a 3.949 ejemplares en toda España.

Amenazadas son igualmente el Alcaudón Chico o Lanius minor, ave en la que se ha pasado de 24 parejas reproductoras entre 2002 y 2004 a ninguna en 2018, así como la Jara de Cartagena o Cistus heterophyllus susp. Carthaginensis, planta de la que se calcula que su población puede estar por debajo de los 100 ejemplares en el medio rural.

Artículos relacionados:

El cambio climático amenaza al plancton poniendo en riesgo la vida de los animales

Cambio climático y extinción de los animales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.