Plagas olvidadas que reaparecen por el cambio climático


El cambio climático tiene muy diversas consecuencias. Una de ellas es la reaparición de algunas plagas que existían hace décadas, que, incluso, algún abuelo de avanzadísima edad vivió y sufrió en sus propias carnes, pero desconocidas para la gran mayoría de la gente. Plagas del siglo pasado o de hace dos o más siglos.

Estas plagas se creían erradicadas. Y, de hecho, lo fueron. Por un tiempo. Pero están volviendo. Como asegura el presidente de la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), Pedro de Orueta, la sociedad no cree que pueda suceder algo así, incluso desconocen estas especies. Algunas, ni siquiera se pueden ver.

La opinión pública ve a los profesionales que luchan contra las plagas como meros fumigadores que se ocupan de acabar con los bichos. Pero su labor va más allá de echar el producto adecuado: su objetivo es proteger el bienestar de las personas tratando de que el impacto sobre el medio ambiente y la biodiversidad sea el mínimo posible.

El cambio climático es uno de los motivos por los que están volviendo estas plagas. Pero hay otros, como la crisis, ya que se invierte menos dinero en el mantenimiento de instalaciones públicas o privadas, o el aumento de los viajes y el turismo. En España, la plaga de chinches de cama tiene una mayor incidencia en Canarias y en la costa mediterránea.

Vuelven las chinches


Según un estudio elaborado por ANECPLA y en el que también ha participado la Universidad Autónoma de Madrid ha habido un incremento de hasta un 70% en la prestación de servicios de control de chinches de la cama en los últimos cinco años en España y Portugal.

Es una plaga que está volviendo en muchas partes del planeta. En España, estaba erradicada hace medio siglo. Otros países europeos y zonas de Estados Unidos se enfrentan al mismo problema, así como otros países desarrollados como Australia. Esta plaga es un problema social, ya que es difícil la erradicación y sólo es posible si la sociedad recibe la información suficiente para detectarla, prevenirla y eliminarla por completo.

Los tratamientos contra las chinches han aumentado en los últimos tiempos. Por porcentaje, se han llevado a cabo en viviendas en un 35% de los casos, en los hoteles, hostales y pensiones en un 30%, en albergues en un 10%, en hostelería en un 5% y el resto en residencias de ancianos, transporte público, colegios, guarderías, universidades y centros de ocio.

Las chinches de la cama son insectos de actividad nocturna. Viven en colchones, mesillas de noche, sofás, armarios, ropa de cama… Producen molestas picaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *