Proyecto para enterrar carbono bajo el Mar del Norte


Un informe ambiental contempla la posibilidad de almacenar dióxido de carbono emitido por el ser humano bajo el Mar del Norte. En realidad, toneladas de gas de efecto invernadero se encuentran atrapadas bajo el hielo ártico. Lo malo es que, con el deshielo, están comenzando a salir.

Según los cálculos hechos por los científicos, se podrían almacenar, bajo el Mar del Norte, un cuarto de las emisiones de carbono de Europa. El estudio ha sido elaborado por Scottish Enterprise. La idea podría, además, crear empleo y desarrollar las economías locales.

Según el informe elaborado por Scottish Enterprise, una instalación para almacenar el CO2 antes de importarse, crearía alrededor de quinientos puestos de trabajo y supondría para la economía local un impulso de alrededor de 175 millones de euros.

La geografía de la costa del Mar del Norte es una ventaja única para el desarrollo de esta tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC) y otorga un enorme potencial para la economía escocesa.

Se trata de convencer a las empresas que generan emisiones para desarrollar el proyecto, especialmente, a las eléctricas, a las que el Gobierno del Reino Unido podría ayudar con subvenciones. El apoyo financiero de este proyecto sería el primer paso para lograr la viabilidad comercial.

La tecnología puede desempeñar un papel fundamental en la futura generación de electricidad baja en carbono y los lugares de almacenamiento casi perfectos que están en el Mar del Norte pueden servir para que el Reino Unido se convierta en líder en el desarrollo de la tecnología.

Durante los próximos cincuenta años, las emisiones de carbono del Reino Unido provenientes de los combustibles fósiles de las centrales eléctricas podrían almacenarse bajo el fiordo de Moray. Pero si la tecnología triunfa se podría guardara las emisiones europeas durante un siglo. Para el año 2050, hasta 500 toneladas de CO2 podrían ser almacenados en estos lugares, esto es el equivalente a un cuarto de la energía de las emisiones industriales de la Unión Europea desde 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *