Robo en el mercado europeo de CO2


La inventiva criminal no parece tener límites. Uno no sabe si indignarse o admirarles. Desde luego, lo que ha ocurrido da una parte de razón a aquellos que piensan que el mercado de emisiones de dióxido de carbono no es un método efectivo para luchar contra el cambio climático, y, en cambio, sí es susceptible de robos y, si vamos más allá, lo es también de corrupción. El medio ambiente no se puede defender sólo con dinero. Hay que cambiar esta mentalidad.

El mercado europeo de derechos de emisiones de CO2 ha sido atacado por delincuentes y se encuentra cerrado temporalmente. Se trata, claro, de un robo a través de Internet. Los ciberdelincuentes han adquirido ilícitamente títulos por valor de unos 28,7 millones de euros. Este mecanismo tiene una forma de funcionar similar a la Bolsa. En 2010, se negociaron títulos por valor de 90.000 millones de euros. Una cantidad muy jugosa que no podía pasar desapercibida para los ladrones informáticos.

El primer país que notificó un robo a sus bonos de emisión de CO2 fue Austria. Los delincuentes estuvieron cinco días perpetrando el delito, que ha afectado a países como la República Checa, Grecia, Polonia y Estonia. Fueron robados, en total, dos millones de títulos por un valor aproximado de 28,7 millones de euros (el 0,02% del total de bonos que circulan), según datos proporcionados por la Comisión Europea.

De momento, se ha decido cerrar el mercado. La reapertura será gradual. La Comisión Europea cree que, probablemente, haya sido un robo perpetrado suplantando la identidad de un titular legítimo de cuentas de derechos de emisión para, después, vender estos derechos en el mercado. En unas horas puede realizarse tal operación. Por tanto, la participación de piratas informáticos en la operación parece más que probable, aunque no se descarta que esté implicado personal de las compañías que negocian los bonos de emisión de CO2. Este ataque ha dado la razón a los que exigían mayor seguridad en los registros nacionales.

No es el primer fraude que se intenta llevar a cabo en este sistema, pero sí ha sido, hasta el momento, el de más valor. En Estados Unidos y China hay mecanismos parecidos y Japón tiene previsto lanzar uno. En un futuro, la Unión Europea quiere crear un solo mercado para todos los países miembro, en lugar de los 27 mercados actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *