Un Nobel de Química quiere que México lidere la lucha contra el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El premio Nobel de Química Mario Molina, un activo ambientalista de nacionalidad mexicana, cree que su país ha de ser un ejemplo en la lucha contra el cambio climático, pero no sólo por su nivel de contaminación, que no que queda corto. A su juicio, si ha de liderar esta misión global es, sobre todo, por su gran vulnerabilidad a sus abruptos y devastadores efectos.

Molina, presidente del Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente, considera compatible el desarrollo económico mexicano con un modelo económico ecológico. De hecho, cree que el crecimiento sostenible puede ser una oportunidad de oro para demostrar al mundo que se puede combatir el cambio climático de un modo inteligente, es decir, sin dejar de impulsar la economía.

“Tenemos tecnologías para empezar a resolver el problema, hay un enorme potencial para garantizar a la sociedad su desarrollo económico y ético”, apuntó. O lo que es lo mismo, se declaró firme defensor de un modo de detener el cambio climático también desde los países menos desarrollados, sin necesidad de depender de los países más industrializados, como está siendo hasta ahora.

Diseñar políticas ambientales

El científico también aludió al agotamiento de los recursos naturales como razón de peso para diseñar políticas ambientales que reduzcan todo lo necesario los gases de efecto invernadero sin esquilmar el planeta.


Impulsar un modelo de desarrollo diferente al de los países ricos, por lo tanto, sería su fórmula, con el objetivo de servir de ejemplo a la comunidad internacional de cómo deben hacerse las cosas para sumar el crecimiento a un cuidado ambiental. Además, el prestigioso químico aludió a Estados Unidos como contraejemplo de lo que debe hacerse, pues no sólo no colabora en las negociaciones (no ratificó el Protocolo de Kyoto) sino que además tiene el dudoso honor de ser el mayor emisor mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *