Ciudades que peligran por el cambio climático


El cambio climático está propiciando desastres naturales que afectan terriblemente al ser humano. En algunos casos, las poblaciones afectadas se recuperan, mal que bien, de los efectos devastadores de estos fenómenos. Pero, dentro de algunos años, si no se pone remedio a la situación, tal vez los efectos sean irreversibles. Como, por ejemplo, la desaparición de algunas ciudades. La siguiente lista está formada por ciudades (de todas las partes del planeta) que, poniéndose en un escenario muy negativo, podrían desaparecer a causa del cambio climático por diferentes fenómenos climatológicos o geofísicos:

1. Banjul (Gambia). Banjul es la capital de Gambia, un país que se encuentra al oeste de África, al sur de las Islas Canarias. Su población es de, aproximadamente, un millón y medio de habitantes. Si la elevación del nivel del mar continúa como hasta ahora, y unido a la erosión de la tierra, Banjul podría quedar cubierta por las aguas del océano.

2. Detroit (Estados Unidos). Es la mayor ciudad del estado de Michigan, conocida como centro del sector automovilístico del país. Cuenta con casi un millón de habitantes. El río Detroit divide la ciudad y conecta los lagos Sainte-Claire y Erie, en la región conocida como de los Grandes Lagos, frontera entre Canadá y Estados Unidos. Desde 1950, la población de esta cuidad se ha reducido en un tercio. La tasa de desempleo ha superado el 10% y se prevé que esta situación continúe hasta 2030. Tal vez, en 2100, Detroit sea una ciudad desierta.

3. Ivanovo (Rusia). Fue el centro textil de la extinta Unión Soviética. Unas 448.000 personas vivían allí. Pero, desde 1990, la cifra se ha reducido porque ha disminuido la tasa de natalidad y ha aumentado la tasa de mortalidad. Cada vez más jóvenes prefieren vivir en Moscú. En la ciudad, ya no hay ninguna industria moderna y puede quedar desierta.

4. Ciudad de México (México). La ciudad más populosa de América, con unos veinte millones de habitantes, fue construida sobre un lago. Además, sus habitantes usan el agua del acuífero que se encuentra bajo sus pies y, por tanto, el terreno se hunde. Se calcula que algunos barrios se han hundido unos nueve metros en los últimos cien años. Además, se podría llegar a agotar el agua potable.

5. Nápoles (Italia). Como ya ocurriera con la destrucción de Pompeya, próspera ciudad del Imperio Romano, Nápoles puede ser cubierta de ceniza, lava y fuego si el Vesubio, un volcán situado cerca, hace erupción. La última erupción tuvo lugar en 1944. Más de cuatro millones de habitantes viven bajo amenaza de muerte.

6. San Francisco (Estados Unidos). Esta ciudad, situada en la costa oeste de Estados Unidos, está levantada sobre dos placas tectónicas, cuyos choques provocan terremotos. Según una investigación de la Universidad de California, antes del año 2086, la ciudad experimentará, con una posibilidad de 75%, un terremoto de magnitud superior a 7 grados y de efectos devastadores.

7. Tombuctú (República de Malí, en la imagen). Unas 40.000 personas habitan esta ciudad, que linda con la parte sur del desierto del Sáhara, y que está amenazada por la desertificación. Algunos de los edificios de esta mítica ciudad de mezquitas de adobe, cerca del río Níger, han quedado sepultados bajo la arena.

8. Venecia (Italia). La ciudad de los canales lleva hundiéndose desde hace cientos de años. Pero, en los último años, el fenómeno se está acelerando. El siglo pasado se hundió 24 centímetros. El gobierno local ha adoptado políticas para detener el fenómeno, pero aún se desconoce su efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *