Compartir coches eléctricos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cuando estés inmerso en un atasco, fíjate en los coches. La mayoría de ellos están ocupados sólo por el conductor. Si se compartiera coche, se evitarían muchísimas emisiones contaminantes a la atmósfera. Y si esos coches compartidos por varias personas fueran eléctricos, muchas más. El cambio climático se mitigaría y el estado de salud de las personas mejoraría.

Ya se están llevando a cabo iniciativas en este sentido. La empresa Toyota pondrá en marcha un proyecto en Japón, en la próxima primavera de 2012, para compartir coche en algunas comunidades de viviendas. Lo hará con automóviles de nueva generación, más respetuosos con el medio ambiente.

Las primeras pruebas de este proyecto se realizarán en viviendas en Tokio y en la región japonesa de Aichi. Estos dos lugares recibirán unidades de la versión enchufable del modelo de coche híbrido Toyota Prius, así como vehículos eléctricos basados en el iQ. Los coches serán gestionados por empresas de alquiler de vehículos de Toyota.

La compañía de coches también ha llegado a un acuerdo con algunos promotores inmobiliarios y con el fabricantes de instalaciones de aparcamiento IHI Transport Machinery, que diseñarán aparcamientos específicos para este tipo de vehículos, que contarán con puntos de recarga.

Toyota ha señalado que la iniciativa trata de dar respuesta a la tendencia de los habitantes de las zonas urbanas, muchos de los cuales no desean tener coche en propiedad. Para la firma automovilística, ésta será la nueva forma de usar los coches en el futuro.

El Toyota Prius, un híbrido enchufable, tiene una autonomía en modo eléctrico de veinte kilómetros y se puede recargar desde cualquier toma de corriente eléctrica. La versión eléctrica del iQ, que se encuentra en fase de desarrollo, puede circular durante cien kilómetros sin repostar. Su lanzamiento está previsto para el próximo año 2012.

Menos coches circulando con gasolina y una forma más racional de usar los eléctricos. Si esta medida se expande por principales ciudades del mundo, la reducción de gases de efecto invernadero sería enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *