Economía baja en carbono creando puestos de trabajo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La ciudad de Leeds, en el Reino Unido, y sus alrededores quieren convertirse en un área de baja emisión de carbono. Para conseguirlo, se ha llevado a cabo un estudio académico que muestra cómo reducir la factura de energía de un modo rentable y, además, creando puestos de trabajo. Cuidar el medio ambiente es bueno para la economía.

El estudio se ha elaborado durante dos años y han tomado parte en él cuatro universidades. Ofrece tres niveles de inversión y de medidas de ahorro energético. El plan más modesto reduciría 1.200 millones de libras de los 5.400 millones que se pagan cada año en la región, en la que se encuentran ciudades con una población total de unos tres millones de personas. El plan más ambicioso reduciría 1.710 millones de libras esterlinas, pero la inversión sería también mayor.

La transición a esta economía baja en carbono depende, como no podía ser de otra forma, del capital y los esfuerzos políticos y sociales, así como los niveles de inversión, que se deberían acometer en todos los ámbitos: en el doméstico, en el comercial y en el industrial.

Pero no sólo se trata de usar las nuevas tecnologías que permitan una producción de energía renovable más eficiente y barata, sino también encontrar nuevos mecanismos de financiación que estimules la oferta y la demanda de recursos de inversión, nuevas formas de recuperación de costes y distribución de beneficios y nuevas formas de gestión del riesgo. Si se quiere conseguir una economía verde, también el sistema financiero debe ser replanteado.

El estudio señala que una economía baja en emisión de carbono puede ahorrar dinero. Las inversiones pueden provenir de instituciones públicas y privadas, así como de fondos de pensiones. En un futuro, también pueden llegar del Banco de Inversión Verde o de obligaciones emitidas por las empresas. Los beneficios económicos, sociales y ambientales convierten al modelo de negocio verde en el mejor para invertir el dinero.

El director ejecutivo de la ciudad de Leeds, Tom Riordan, cree que se pueden reducir las emisiones de carbono en un tercio con actividades rentables y, al mismo tiempo, crear mil puestos de trabajo por año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *