El año 2012 ha sido el peor año de desastres climáticos en EEUU

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

sandy
El huracán Sandy fue el desastre climático de 2012 más seguido por los medios. En parte, por lo inusual de su recorrido, alcanzando puntos muy al norte, zonas a las que no suelen llegar huracanes, y, por otra parte, por su llegada hasta Nueva York, ciudad mediática donde las haya. Lo cierto es que Sandy pasó y destrozó algunos países del Caribe, pero la noticia fue que alcanzó a la Gran Manzana.

Además de Sandy, en 2012, hubo, en todo el mundo, otras tormentas, sequías, deshielo, inundaciones… Y una actividad volcánica inusual, algo que algunos expertos ya relacionan también con el calentamiento global. Pero, en especial, Estados Unidos ha sufrido como nunca los desastres climáticos.

Sandy

Sandy mató a más de 125 personas después de tocar tierra en Estados Unidos. Paralizó la ciudad que nunca duerme. Destruyó barrios enteros en Nueva York y Nueva Jersey. Por el Caribe, Sandy mató a más de setenta personas.

La tormenta demostró que la costa este de Estados Unidos no está preparada para fenómenos de este calibre. Quizá sea hora de que empiecen a prepararse porque serán cada vez más frecuentes. El cambio climático continúa y, no sólo se esperan más huracanes y de una mayor potencia, sino también una subida del nivel del mar que afectará a poblaciones cercanas a la costa, como Nueva York. Además, la red eléctrica neoyorquina está obsoleta y no es capaz de aguantar una situación de emergencia como la que produjo Sandy.

Pasada la tormenta, llegó la calma, pero la ciudad tardó en recuperarse por no estar acostumbrada a una tormenta tan violenta. Cientos de ciudadanos tuvieron que vivir sin electricidad durante días y hubo interminables colas para proveerse de gasolina. Ha habido un cambio de mentalidad en muchos estadounidenses tras el paso de Sandy. El alcalde de Nueva York hizo un gesto significativo apoyando a Barack Obama por su política sobre el cambio climático.

Sequía


La peor sequía producida en décadas continúa produciéndose en Norteamérica. Sucesivas olas de calor han acabado con gran parte de los cultivos de maíz y soja en las regiones agrícolas del país.

Algunos economistas creen que esta sequía interminable puede suponer el desastre más perjudicial en términos económicos debido al cambio climático en Estados Unidos. Se barajan cifras de hasta 100.000 millones de dólares sólo en pérdidas de cosechas. Pero, además, esto tiene un efecto en cadena sobre la ganadería y las industrias de maquinaria agrícola y las comunidades rurales.

La pésima cosecha ha producido un aumento de precio en los alimentos, también en los alimentos básicos como la leche y la carne. Así mismo, ha afectado al suministro mundial de alimentos, que han aumentado su precio en la mayor parte del mundo.

En diciembre de 2012, alrededor del 62% de Estados Unidos continuaba en condiciones de sequía. Especialmente perjudicadas han sido las regiones centrales del país, el granero de Norteamérica. El cien por cien del territorio de Kansas estaba en condiciones de sequía. Por su parte, el medio oeste de todavía no han visto la nieve a principios de 2013. Si no nieva, la temporada agrícola de 2013 podría ser aún peor.

El nivel de agua del río Misisipi ha alcanzado mínimos históricos. Si se cierra el río al transporte de mercancías, cereales, carbón y otras materias primas quedarían en los puertos (o habría que trasladarlos por otros métodos más caro y costosos).

En cuanto al trigo, el 63% de las plantaciones se encuentra en estados que sufren sequía. Si no llueve o nieva, se podría perder gran parte de la cosecha. Algunos agricultores, los más veteranos, aún recuerdan la sequía de 1954, en la que los cultivos se derretía en el calor del verano. Entonces, no se hablaba de cambio climático. La sequía era un circunstancia puntual. ¿Aún quedan escépticos en Estados Unidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *