El cambio climático extiende la malaria aviar hasta Alaska


El cambio climático afecta la salud de personas, animales y plantas, y no precisamente para bien, eso no es una novedad. Que, en concreto, amplíe las áreas de la actuación del mosquito de la malaria tampoco es algo extraño, sobre todo considerando que los climas cálidos son su caldo de cultivo, y que el calentamiento global dispara las temperaturas del planeta. Lo preocupante es comprobar cómo va ocurriendo, de facto.

En este caso, un equipo de investigadores ha podido comprobar la fuerza de los hechos tras descubrir aves infestadas por malaria en Alaska, lo que significa que el cambio climático está favoreciendo la proliferación de la enfermedad a zonas hasta ahora inéditas.

Su estudio, además, concluye que todavía se espera que siga incluso más al norte, una circunstancia que supone un grave peligro para las aves árticas, que nunca han estado en contacto con dicha enfermedad.

No haber desarrollado resistencia a esta patología podría acabar suponiendo un auténtico exterminio de especies enteras (búhos nevados, halcones gerifaltes,etc.), dice el director del estudio, Ravinder Sehgal, biólogo de la Universidad Estatal de San Francisco.

Los investigadores examinaron muestras de sangre de aves recogidas en cuatro sitios de diferente latitud y utilizaron imágenes satelitales, entre otros datos, para predecir que la supervivencia del parásito de la malaria está garantizada en el futuro, habida cuenta de las temperaturas que se esperan.

Actualmente, este mismo equipo intenta averiguar de cómo está extendiéndose la enfermedad en Alaska y se encuentran en fase de recopilacion de datos para determinar qué especies de mosquitos están transmitiendo los parásitos Plasmodium que la provocan. Sus futuras conclusiones también podrían servir para saber si la malaria que afecta a las personas se extenderá en la misma dirección, así como otros detalles sobre la cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *