Consumir insectos podría mitigar el cambio climático

insectos-comida
La alimentación lleva ya un tiempo en el punto de mira por ser considerada un factor que influye directamente en el cambio climático por los sistemas de producción. Diversos estudios se han llevado a cabo en este campo en el que, ahora, ha surgido una nueva investigación en la que se refleja que el consumo de insectos puede no solo mitigar, sino revertir, el cambio climático.

El consumo

Y los datos hablan por sí solos. De acuerdo con los datos expuestos en un acto en el Colegio de Economistas de Cataluña sobre alimentación saludable y sostenible, consumir unas 2.000 especies de insectos podría revertir el cambio climático. Es una conclusión que se desprende de una tesis sobre la proteína de insecto como proteína alternativa que ha sido realizado en la UOC.

Brochetas de grillos o piruletas de escorpión son solo algunos de los ejemplos que se plantean y que pueden formar parte de la dieta europea y también española. Son platos que se consumen en otros países, sobre todo asiáticos, pero que ya se dejan ver en restaurantes de la geografía española con ciudades a la cabeza como Barcelona. Incluso los insectos se están incorporando a los restaurantes que tienen estrella Michelin o en establecimientos que están situados en las grandes superficies comerciales.

Los datos reflejan que hay un millón de especies de insectos, que representan el 80% del reino animal de las que 2.000 son consumidas por millones de personas en todo el mundo.

insectos-comida
Los expertos consideran que estos insectos se pueden convertir en un buen instrumento para combatir el cambio climático y hacer una transición hacia un modelo de alimentación más sostenible.

Origen animal

Una modificación de la dieta alimentaria que podría hacerse por las propiedades nutritivas que tienen estas especies. Y es que los insectos son considerados de origen animal como sucede con la carne o los peces e, incluso, los huevos. Todos ellos son productos que proporcionan proteínas, grasas y nutrientes.

Además, se considera que la cría de insectos puede tener beneficios porque se reduce la contaminación y disminuye la emisión de gases de efecto invernadero. Aparte, se requiere una menor cantidad de agua.

Artículos relacionados:

Las nubes marinas se hacen más pequeñas por el cambio climático

La agroecología ayuda a frenar el cambio climático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.