El cambio climático, una oportunidad para mejorar


En opinión del director de la Ciudad de las Ciencias y de las Artes de Valencia, Manuel Toharia, el cambio climático es una de las nefastas consecuencias que conlleva la civilización, por lo que intentar frenarlo representa una oportunidad para mejorar el mundo y, en general, también el erróneo comportamiento humano.

De este modo, a juicio de este divulgador científico no hay que preocuparse por el calentamiento global más allá de lo necesario, pues hay otros problemas tan urgentes e importantes como éste, como el generado por la injusticia social o pobreza en el mundo.

Somos 1.000 millones en el mundo y gastamos el 80 por ciento de los recursos de la Tierra. Sin embargo, los pobres son 7000 millones de pobres y les queda sólo el restante 20 por ciento. Hay que dar la voz de alarma con esta situación, no sólo por el cambio climático

El hambre, principal problema

El gran problema del mundo, por lo tanto, no es sino el hambre entendido en sentido amplio, pero no el cambio climático, apostilló el científico. Aunque, eso sí, ello no obsta para que reaccionemos de un modo contundente contra él.


En su opinión, hemos de ser más hormiguitas, más ahorrativos y eficaces, es decir, perseguir la eficiencia. Aunque en realidad tampoco haría falta hacer mucho si, como apunta Tohaira, el problema se acabará cuando se agoten los recursos que provocan los gases de efecto invernadero, aludiendo al petróleo y el carbón.

Finalmente, concluye con firmeza que el cambio climático no es tran grave como otras lacras sociales que nos aquejan, sin ir más lejos el terrorismo, las bombas atómicas o el hambre, especialmente el hambre. Por lo tanto, conciencia ecológica, gestos y políticas verdes sí, pero no exageraciones fuera de lo razonable y de lo preciso.

2 comentarios

  1. La verdad es que sí, que el tema de la pobreza es gravísimo, y tristemente, con la crisis, la pobreza cada vez la tenemos más cerca de nosotros.

    Es una pena que en algunos paises la esperanza de vida sea tan diferente a la de los paises desarrollados.

    Gracias por despertar conciencias con artículos como éste.
    Un saludo.

  2. La pobreza siempre la tuvimos cerca de nosotros, entre nosotros, en realidad, tanto en lo que respeta a la falta de un plato de comida como en tantos otros aspectos. Es una pena que hay un reparto de riqueza o recursos tan desigual, comparto contigo la opinión. Gracias por comentar, Maite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *