El clima extremo costó 120.000 millones de euros en 2012

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El cambio climático produce eventos climáticos extremos más potentes y con mayor frecuencia. Sequías, inundaciones, tormentas, huracanes que llegan hasta donde nunca antes habían llegado. Todos esos desastres naturales cuestan dinero, mucho dinero. El cambio climático, por tanto, está costando cantidades ingentes de dinero a países, empresas y ciudadanos.

En 2012, según datos manejados por la aseguradora alemana Muenchener Rueckversicherung AG (Munich Re), los desastres naturales supusieron para la economía mundial un gasto de 160.000 millones de dólares (más de 120.000 millones de euros). Del total, unos 65.000 millones deberán pagarlos las compañías de seguros. Bueno, para eso están, ¿no?

Aunque lo peor no es el dinero gastado, un dinero que se podrá usar para mejores fines si logramos frenar el calentamiento global. Lo peor es la muerte de personas: 9.500 seres humanos murieron por las consecuencias de eventos climáticos extremos. En 2011, fueron casi 30.000 vidas. Al menos, en este aspecto, hemos mejorado. Al menos, estamos mejor preparados para los desastres.

Sandy y la sequía en EEUU

El mayor daño económico, 25.000 millones de dólares, fue provocado por el huracán Sandy en Estados Unidos. Aunque hay que señalar que el daño económico no significa que fuera el peor desastre climático, sino que el país o, en este caso, en especial, la ciudad de Nueva York, tenía mucho que perder. Los que no tienen nada que perder sufren pocos daños económicos.


Por otra parte, en el mismo país, Estados Unidos, la sequía costó a su economía 20.000 millones de dólares, de los que las aseguradoras deberán pagar entre 15.000 y 17.000 millones. Supone un récord de pérdidas en la agricultura estadounidense.

Con todo, el año 2011 fue mucho peor: el daño económico fue de 400.000 millones de dólares, de los que las compañías de seguros tuvieron que indemnizar por un valor 119.000 millones. El número de catástrofes fue mayor: 900 en 2011 frente a las 820 en 2012.

La pregunta que cabe hacerse ahora que estamos a principios de año es: ¿aumentarán los eventos climáticos extremos en 2013?, ¿cuánto dinero costarán?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *