El mar se queda sin oxígeno

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Y siguen saliendo nuevas y terribles consecuencias del cambio climático. Suma y sigue. La gran mayoría provienen del aumento de la temperatura en todo el planeta y de la que vamos a hablar no es una excepción. Tal aumento ahogará a los mares mucho antes y en mayor medida de lo esperado. En especial, en las zonas costeras. Por consiguiente, la biodiversidad se reducirá enormemente a causa de la falta de oxígeno o hipoxia, como han probado los investigadores del CSIC Raquel Vaquer y Carlos Duarte.

Como ocurre en la superficie, a más calor, más sensación de ahogo. Es como cuando en pleno verano hace tanto calor que nos cuesta respirar. Nos falta oxígeno. Pues dentro del mar ocurre algo parecido. Los seres marinos sienten más calor y tienen una necesidad de respirar más ante la falta de oxígeno. Según el estudio de los investigadores del CSIC, el tiempo de supervivencia de los organismos expuestos a estas nuevas condiciones se puede reducir hasta en un 74%.

Las zonas marinas que más sufren este ahogo son, lógicamente, los estuarios, las bahías cerradas y las zonas donde hay un exceso de presión de la actividad humana, es decir, las áreas donde no hay mucha circulación en el agua. Además, otro fenómeno, las riadas, más numerosas por el cambio climático, azotarán este tipo de lugares y empeorarán la situación, ya que el agua dulce y la materia orgánica que arrastran en su salida al mar provocan mayores niveles de estancamiento.

El agua se va estratificando y queda estancada, por lo que se produce un menor intercambio con la atmósfera. Por ejemplo, en lugares como el mar Báltico o el Adriático este fenómeno se produce con mayor fuerza. En concreto, en el Báltico se duplica la falta de oxígeno por un mayor aumento de la temperatura.

En total, hay unos cuatrocientos lugares en el planeta que pueden tener este problema. En España, por ejemplo las aguas mallorquinas de Puerto Colón pueden ahogarse por la disminución de la concentración del oxígeno.

Los primeros animales marinos a los que afectará el fenómeno serán los crustáceos, ya que son más sensibles al aumento de la temperatura y a la falta de oxígeno. En cambio, los moluscos lo resistirán mejor. Pueden cerrar sus valvas y resistir sin oxígeno. Las ostras pueden aguantar varios días así. Como cuando en verano se aconseja estar en casa, con las ventanas bajadas y no salir a la calle a menos que sea imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *