El ‘verano furioso’ australiano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En Australia las están pasando canutas con el cambio climático. Inundaciones seguidas de olas de calor interminables, que baten récords de temperaturas son relativamente frecuentes, y en ocasiones incluso llevan a poner nombre a estos terribles episodios.

Justamente, es lo que ha ocurrido durante la última época estival, en la que se han roto ni más ni menos que 123 récords en los 90 días de verano, que ya se conoce como “Verano furioso”. Así se titula, al menos, el documento que analiza este rosario de temperaturas extremas sufridas en Australia junto con inundaciones e incendios forestales durante el verano de 2012/13 en Australia.

Según este estudio oficial, llevado a cabo por la Comisión de Cambio Climático del país, el clima se ha visto agravado de forma sustancial por el cambio climático. “Todo evento climático extremo es más caliente y húmedo que hace 50 años”, señala el informe.

Peligro de continuidad

Entre los récords que se recogen en este informe se encuentra el del verano más caluroso, el del día más caluroso en el país, que fue de 40,3 grados Celcius el 7 de enero, y el mes de enero más caluroso, entre otros muchos. Además, lejos de considerarse una simple anécdota, el informe advierte sobre la probabilidad de que se mantenga la tendencia en el futuro.


Los autores del informe señalan que Australia siempre ha sido una tierra de inundaciones y sequías, pero actualmente se ha agudizado esta climatología. Así, se observa ahora un sistema climático “con menos días fríos y eventos fríos y más registros récord de eventos calurosos”. Es decir, la situación no remitirá, sino todo lo contrario, pues se espera un aumento de récords de días más calurosos conforme el clima se vaya calentando, es decir, en lo sucesivo. Vendrán más veranos furiosos, en suma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *