El cambio climático será extremo en Australia en el 2070


El cambio climático será inmisericorde con Australia, y no porque sea uno de los mayores emisores per cápita de carbono del mundo ni porque sus desesperados intentos por combatirlo sean inútiles, que también, sino porque un estudio ha advertido que sus consecuencias golpearán muy duro a la rica biodivesidad del país.

No bastan las medidas que están tomándose ni su decidida apuesta por las renovables, sobre todo porque el cambio climático es un fenómeno global, contra el que un sólo país poco o nada puede. Según un trabajo divulgado hoy, el cambio climático será “significativo” en 2030 y “extremo” en 2070.

Este estudio divulgado por la agencia científica del país oceánico ha sido realizado por la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO), y lo más suave que se prevé es la transformación de los paisajes naturales del país para 2030. Tres décadas más tarde, la cosa pinta mucho peor.

De acuerdo con las conclusiones, pasado el ecuador del presente siglo, muchas de las plantas y animales “desaparecerán del continente y nuestros nietos verán paisajes muy diferentes a los que conocemos”, apunta un comunicado difundido al respecto. En concreto, el cambio climático acelerará esta transformación, que no traerá vergeles, sino eriales, amén de la proliferación de especies invasoras.

Igualmente, se espera que la misma agricultura o los métodos de abastecimiento de energía y agua ejercerán un duro impacto contra el ecosistema, dañándolo más todavía, si cabe.

¿Soluciones? El estudio también contempla posibles medidas que eviten llegar a estos extremos, como nuevas políticas ambientales que impidan esos “cambios inevitables” del ecosistema. Sólo así se logrará dar una oportunidad a la fauna y flora locales para adaptarse de forma progresiva a un contexto que no dejará de sufrir un imparable recalentamiento.

Los científicos que firman el estudio, por lo tanto, apuestan más por una inversión en paliar esos cambios que de forma indefectible nos traerá el cambio climático que en intentar detenerlo. Para más desgracia, otro estudio de este mismo año prevé un aumento de las temperaturas entre uno y cinco grados para 2070 en Australia, a consecuencia del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *