Escépticos que no creen en el deshielo ártico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aún hay columnistas y líderes de opinión que niegan que el cambio climático esté ocurriendo. No sólo eso, sino que además insultan a los científicos que aportan datos y a las personas que les dan crédito. La última negación de los negacionistas es que el hielo no se está derritiendo, que son fases cíclicas y que, con el tiempo, se recuperará.

Escépticos del calentamiento global como el columnista Christopher Booker, en una artículo publicado en el prestigioso (?) periódico inglés The Sunday Telegraph, ha comentado que la afirmación de que el Ártico se podría quedar sin hielo dentro de treinta años es “ridícula” y que se trata de “propaganda para tontos”.

Claro que hay que tener en cuenta el tipo de periodista y escritor que es este Christopher Booker. Lo más importante para él parece estar en contra de todo: además de negar el calentamiento global, no creía que hubiera ninguna relación entre ser fumador pasivo o el amianto y el cáncer, y también niega la Teoría de la Evolución formulada por Darwin. Esto, al menos, nos deja tranquilos acerca de la credibilidad de esta persona.

David Whitehouse es otro de los escépticos. Escribió en el Daily Telegraph que el hielo marino se está recuperando desde 2008 y que las predicciones de un futuro de veranos sin hielo, en realidad, sólo era una inmersión temporal. No contento con esa perla añadió que sólo los tontos pueden creerse que el futuro se puede predecir a tantos años vista.

Sin embargo, no hay más que ver el gráfico de la imagen de arriba, que muestra la superficie de hielo en el océano Ártico, para comprobar que precisamente en verano y desde los años setenta del siglo XX, el hielo no para de disminuir. Algunas previsiones calculan que para finales de este siglo no habrá hielo en el Ártico. Pero en los escenarios más pesimistas manejados por los expertos, el hielo se derretirá en unas pocas décadas.

Los científicos no ganan ningún sueldo extra por sus publicaciones y estudios. Este tipo de periodistas: ¿realmente creen lo que escriben o alguien les paga por hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *