España disminuye sus emisiones de GEI para el Comercio de Emisiones europeo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Según datos del Ministerio de Medio Ambiente de España, las emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores incluidos en el sistema europeo de Comercio de Emisiones disminuyeron un 11,3% en 2010. La mayor caída de emisiones se registró en el sector eléctrico, responsable del 46,4% de las emisiones de los sectores afectados, pues disminuyó en un 22,6% sus emisiones respecto al año anterior. Las tecnologías térmicas relevantes han experimentado las mayores disminuciones. En concreto, la generación con carbón, en un 33,4%, y, la de ciclo combinado, en un 19,2%.

En cuanto a los sectores industriales, se ha producido un ligero aumento del 1% en las emisiones. Las industrias del cemento, el refino y el ladrillo y las tejas reducen sus emisiones (quizá por la crisis inmobiliaria) mientras que el sector siderúrgico las aumentó en un 17,3% y el sector de fritas, esmaltes y colores cerámicos lo hizo en un 19,4% como consecuencia de la reactivación de estos sectores y apertura de nuevas instalaciones.

Para el Ministerio, el descenso de las emisiones se ha producido en buena medida por el cambio operado en el mix de generación eléctrica: descensos muy significativos en la participación de los combustibles fósiles y un aumento compensatorio de las energías renovables y de la energía nuclear, dentro de un contexto de incremento de la producción neta de electricidad de 1,5%.

Estos datos se han presentado en la Mesa de Diálogo Social, presidida por la Secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, y en la que también han participado seis representantes de los sindicatos mayoritarios de ámbito estatal y autonómico, seis de las organizaciones empresariales más representativas y seis de la Administración del Estado.

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, ha señalado que el dato de reducción de emisiones demuestra que se está produciendo un cambio estructural en buena dirección. Sin embargo, ¿cuánto se debe a las buenas políticas ambientales del Gobierno y cuánto a la ralentización de la actividad económica? En unos años se sabrá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *