España podría reducir en 400 millones de toneladas sus emisiones de CO2 usando menos petróleo


Según un estudio elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, en España se podría evitar la importación de unos 965 millones de barriles de crudo. Tal medida supondría la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por valor de 400 millones de toneladas, una manera de mitigar el calentamiento global.

Por otra parte, sería una manera de avanzar en el cumplimiento del objetivo de la Unión Europea en lo referente al cuidado del medio ambiente, en especial, en la reducción del consumo de energía en un 20% para 2020.

En el sector del transporte, se podría ahorrar cerca de un 33%, en pesca, un 4,7% y, en agricultura, un 14%. También se podría reducir un 15% en la construcción.

El plan de ahorro ha sido aprobado por el Consejo de Ministros. Para comenzar el plan, el Gobierno español realizará inversiones por 45.985 millones de euros. Se prevé ahorrar 78.687 millones de euros.

El desarrollo de este plan pasa por estimular la producción de energías alternativas, una medida que beneficiará al medio ambiente y a la población, ya que se emitirá una menor cantidad de CO2 proveniente de la combustión del petróleo. En el período 2004-2010, se consiguió un ahorro de 450 millones de barriles de petróleo.

El petróleo se utiliza para el transporte, la elaboración de plásticos, pinturas, fibras, textiles artificiales, detergentes, asfaltos y la producción de artefactos e insumos para calefacción, entre otras aplicaciones. Cualquier economía medianamente desarrollada depende, en mayor o menor medida, del petróleo. Pero el uso de este recurso no renovable genera un grave perjuicio al medio ambiente. Además, contamina en todas sus fases: la extracción, la manipulación, la producción de derivados, el transporte y la comercialización.

El reemplazo inmediato por energías renovables y limpias es imposible. Pero sí se puede cambiar el modelo energético, un cambio paulatino. Éste debe ser el objetivo de los Gobiernos y las empresas, la adaptación al cambio de modelo para salvar a este planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *