Estudio de la adaptación de cuencas hidrográficas al cambio climático


Un estudio comparativo tratará de analizar las estrategias de adaptación al cambio climático en seis cuencas hidrográficas del mundo. Una de ellas será la cuenca del Guadiana, en España. En el estudio participará la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Se trata de comprobar cómo está afectando el fenómeno del cambio climático a la planificación hidrológica y a la gestión del agua, ya que, desde hace algunos años, se han producido algunos cambios que han supuesto un aumento en la incertidumbre a la hora de gestionar estos recursos hídricos.

El proyecto se ha llamado NeWater (New Approaches to Adaptive Water Management under Uncertainty, Nuevas aproximaciones para la adaptación de la gestión del agua bajo incertidumbre) y está financiado por el sexto Programa Marco de la Comisión Europea. Se van a comparar diferentes estrategias de adaptación al cambio climático que se han llevado a cabo en seis cuencas hidrográficas del mundo: tres de Europa (las del Guadiana, el Elba y el Rin), dos en África (las del Orange y el Nilo) y una en Asia (la del Amu Daria).

Los objetivos de esta investigación eran evaluar el nivel de desarrollo y la aplicación de diferentes medidas que facilitan la adaptación al cambio climático, así como identificar las principales barreras y oportunidades para tal adaptación y analizar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) para afrontar las alteraciones climáticas en las distintas cuencas estudiadas. Las medidas de adaptación comprendían, no sólo las dirigidas al cambio climático, sino también las de otros tipos de políticas (agrarias, de agua, de infraestructuras…) que puedan ayudar a esta adaptación.

Los resultados indican que, en las seis cuencas estudiadas, el cambio climático es ya una realidad. Los principales impactos son, por un lado, una clara disminución en la disponibilidad de agua y, por otro lado, un aumento de la frecuencia e intensidad de las sequías.

Por tanto, es muy urgente que tanto las políticas nacionales como las internacionales desarrollen estrategias de adaptación en el ámbito regional y local. Muchas veces, estas políticas no se llevan a cabo por la falta de recursos económicos, a lo que hay que sumar la escasa cooperación entre instituciones.

El proceso de adaptación ha comenzado, pero el progreso es muy lento. La adaptación al cambio climático por fin está reconocida mundialmente como una prioridad. Sin embargo, todavía requiere una mejor comprensión y un mayor nivel de desarrollo de políticas activas y acciones efectivas.

2 comentarios

  1. LA HUMANIDAD DEL PLANETA Y SUS REINOS, AL SUFRIR LAS GALOPANTE CONTAMINACION AMBIENTAL, ESTA INDUDABLEMENTE HA DE GENERAR CONSECUENCIAS CATASTROFICAS CON EL EFECTO INVERNADERO, EL CALENTAMIENTO GLOBAL. TODOS ELLOS ESTAN DESTRUYENDO NUESTROS RECURSOS NATURALES,LA BIODIVERSIDAD, SU AGUA TAN IMPORTANTE PARA LA VIDA. LA PRESENCIA DE ESTOS MALES,ES UN CLARO EJEMPLO, DE QUE EXISTE UNA LOCURA POR TRASTOCAR, NUESTRO VERDADERO ROL Y RESPONSABILIDAD CON LA VIDA DEL PLANETA.

  2. Mientras en los sectores de la producción, continúe existiendo una visión de corto plazo, así como una visión productivista, fundamentada en una productividad, basada en la generación de excedentes mediante el incremento de imputs en sus sistemas, sin tomar en cuenta las externalidades negativas de sus procesos, directamente relacionado a la evaluación de impactos sobre los ecosistemas y sus servicios. Continuaremos entonces siendo víctimas del capitalismo salvaje y el mundo continuará su camino hacia la destrucción. Todo por la falta de conciencia, y la necesidad de impulsar sistemas basadas en la lógica de las economías de escala, pero sin aplicación de sus principios y más aún sin la complementariedad que da la sensibilización sobre el buen uso de los medios de producción y del entendimiento de la importancia del suelo, el agua y el medio ambiente como factores de vida y bienes colectivos de la humanidad.

    El cambio climático es una situación clave y dolorosa para la humanidad, pero a fin de cuenta solo marca un reto a vencer, un problema del que tiene solución… la diferencia la hacemos nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *