Grave sequía en Corea del Norte


La escasez de lluvia es cada vez más frecuente en diversos lugares del planeta. Esta vez es Corea del Norte la que ha informado de una situación de grave sequía. Esta sequía, de perdurar en el tiempo, podría empeorar la ya grave escasez de alimentos. Para agravar la situación, países como Estados Unidos y la vecina Corea del Sur, están poco dispuestos a ayudar por un enfrentamiento político por las pruebas de armas nucleares.

En Corea del Norte, casi no llueve desde hace un mes. Las zonas costeras en el oeste del país son las más afectadas, de acuerdo con la agencia meteorológica del país. La sequía amenaza a los cultivos, ya que el país va a entrar en la temporada de siembra. El suministro de alimentos de la última cosecha disminuye peligrosamente.

En las provincias del oeste del país, la tierra, azotada por el Sol, se encuentra reseca y agrietada. Los agricultores se quejan de una sequía extrema. Tienen que cubrir las plantas nada más regar para intentar que sea absorbida. Un agricultor que lleva trabajando la tierra más de treinta años, nunca ha visto algo parecido.

Corea del Norte sufre una escasez crónica en las dos últimas décadas debido a la mala gestión económica y agrícola, así como a desastres naturales. La hambruna de la década de los noventa del siglo pasado mató a cientos de miles de personas.

Corea del Norte aún no ha pedido ayuda internacional. Algunos países y organizaciones internacionales temen que la ayuda sea desviada hacia los militares y la élite de Pyongyang y que no llegue a los que más la necesitan.

Corea del Norte lanzó un misil nuclear de largo alcance en marzo de 2012. Desde entonces, el Gobierno de Estados Unidos ha negado su ayuda al país. Le queda la ayuda de su aliado, China.

Se están habilitando huertos de regadío para que las semillas germinen para, después, trasladar esas plantas al campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *