Ikea deja de vender bombillas incandescentes en Estados Unidos


Ikea, la famosa tienda de muebles y decoración de bajo precio y filosofía “móntalo tú mismo”, con sucursales en todo el mundo, se ha convertido en el primer gran minorista de Estados Unidos en tomar la decisión de dejar de vender en todos sus centros las tradicionales -y poco eficientes energéticamente- bombillas incandescentes. En otras palabras, Ikea sólo venderá bombillas de bajo consumo en Estados Unidos.

Los responsables de Ikea en Estados Unidos han anunciado que ninguna de sus tiendas almacenará ni venderá bombillas de filamento incandescente, lo que supone la culminación de un plan de sustitución de ese tipo de bombillas que se empezó a desarrollar en agosto de 2010.

Par los responsables estadounidenses de Ikea, eliminar la venta de bombillas incandescentes representa la manera más cómoda y fácil para que sus clientes reduzcan su consumo energético y, por ende, la emisión de gases contaminantes. Así lo señaló el presidente de Ikea en Estados Unidos, Mike Ward.

Por tanto, a partir de ahora, las únicas bombillas que se encontrarán en los centros que la multinacional sueca tiene en Estados Unidos son las fluorescentes compactas de larga duración (que ahorran un 75% de energía), los LED (un 70%) y las halógenas (entre un 25 y un 50%). Así mismo, se han comenzado lámparas que funcionan con energía solar.

En realidad, Ikea se anticipa a la normativa referente a la independencia energética aprobada en 2007, que aún no ha entrado en vigor. Dicha normativa pretende que las bombillas incandescentes dejen de venderse en el país norteamericano entre 2012 y 2014.

Ikea realizó una encuesta para saber qué opinaba el consumidor estadounidense sobre el tema de sustituir las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo y una amplia mayoría cree que es una medida beneficiosa, además de que les permitirá ahorrar dinero. En cuanto a la intensidad y el color de las nuevas bombillas, los habitantes de Estados Unidos están poco interesados en el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *