La importancia de la divulgación científica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los científicos se preguntan cuál es la mejor manera de abordar los numerosos problemas globales e interconectados, como, por ejemplo, el cambio climático y el crecimiento de la población. La Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) propone medidas concretas con el objetivo de construir una sociedad global del conocimiento, utilizando recursos de información y comunicaciones electrónicas como los medios de comunicación social. Informar, en una palabra, a la ciudadanía.

Científicos de diversas disciplinas (psicología, historia, antropología, ciencias, etc.) se reunieron en Vancouver, Canadá. Entres otras conclusiones, hay que evitar las interferencias por parte de los gobiernos y de los grupos de presión a su labor.

Calcular y analizar las consecuencias de los gases de efecto invernadero son acciones importantes para predecir el cambio climático. Según Vicki Grassian, químico de la Universidad de Iowa, el papel de estas partículas aún no se entiende bien y no se ha estudiado lo suficiente. Las partículas contaminantes pueden influir en el clima, bien directamente, dispersando la luz del sol, bien indirectamente, por el cambio que causan en las nubes. Todavía se deben estudiar aspectos como cuánto influye el tamaño de las partículas en los procesos climáticos.

Los estudios sobre el fitoplancton también deben desarrollarse más. Estas algas diminutas realizan la fotosíntesis, consumiendo dióxido de carbono y emitiendo oxígeno. Pero también se están descubriendo que estos organismos se interrelacionan con el hielo (y el deshielo), con la nubosidad, con el aumento de la luz. A su vez, el fitoplancton es la base de la cadena alimentaria en el mar. Todos los procesos están muy relacionados.

Los científicos tienen que ser capaces de divulgar sus descubrimientos, sus conocimientos a la población. La lucha contra el cambio climático y el cuidado del planeta debe ser una lucha de todos. Sin información rigurosa, la sociedad seguirá en la parálisis medioambiental en la que está inmersa. Hay que cambiar esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *