Las medusas, un problema cada vez más grave


De nuevo se ha descubierto un fenómeno que retroalimenta el calentamiento global. Si ya han aparecido estudios que demuestran que la subida de la temperatura en el agua de los océanos y mares contribuye a la proliferación de medusas, ahora se cree que el aumento de medusas puede contribuir, a su vez, al calentamiento global. No es la primera vez que los científicos descubren que un fenómeno que ha provocado el calentamiento del planeta es a la vez causa y efecto.

El aumento de la población de medusas en todo el mundo es un hecho incontestable. No hace falta, para comprobarlo, realizar carísimos estudios científicos. Sólo hay que ir a alguna playa en verano y echar un vistazo al mar. Pero, además, estos animales producen más carbón del que los océanos pueden asimilar. Así lo afirma un estudio dirigido por Rob Condon, del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia, Estados Unidos, que ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las bacterias que se encuentran en los fondos marinos son capaces de absorber el carbono, nitrógeno, fósforo y otras sustancias químicas que se producen cuando los peces mueren. Sin embargo, no ocurre así con las medusas. Así, quizá el grave proceso de acidificación de los océanos descubierto hace poco puede tener también que ver con este problema de la proliferación de las medusas. Los tres procesos, por tanto, podrían estar relacionados: calentamiento global, aumento de la población de medusas y acidificación de los océanos, que acelera el calentamiento del planeta.

Porque las medusas no son otra cosa, en definitiva, que biomasa con niveles altos de carbono, tan altos que son imposibles de absorber por las citadas bacterias. Las bacterias, de hecho, liberan dióxido de carbono, que acaba en la atmósfera. La sobrepoblación de medusas se debe a muchos factores, entre otros, el cambio climático, la escorrentía de fertilizantes agrícolas y la disminución de sus depredadores naturales como los tiburones y el atún.

La proliferación de medusas son causa de multitud problemas en todo el mundo: las plantas de desalinización en Japón, Oriente Medio y África, se colapsan por culpa de estos animales; además del fastidioso efecto de sus picaduras para los bañistas. Además, tanta medusa también afecta el ciclo de los alimentos marinos, ya que estos celentéreos comen gran cantidad de plancton, alimento básico de los peces de pequeño tamaño.

1 comentario

  1. Hola,
    soy una alumna de la eso de un colegio de Barcelona y he entrado en una competición en la cual la base de esta, es el proyecto científico. Mi grupo y yo hemos decidido hablar sobre las ballenas, pero la verdad es que no tenemos mucha idea ni información sobre estas. Y ya que las ballenas es uno de los depredadores de las medusas me gustaría poder contactar con vosotros. Espero respuesta, Inés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *