Nueva tecnología para el tratamiento de aguas


Un nuevo estudio científico, coescrito por el profesor de Ingeniería de Columbia Kartik Chandran y publicado en la revista Environmental Science & Technology, demuestra que la reducción de la contaminación por nitrógeno generado por las plantas de tratamiento de aguas residuales puede suponer, además, considerables beneficios económicos, aparte de los esperados beneficios medioambientales.

Este estudio ha descubierto una tecnología que se puede incorporar a las plantas de tratamiento de aguas residuales y conseguir una reducción de la contaminación por nitrógeno acuático, reducir la emisión de gases de efecto invernadero y disminuir el consumo de energía. Por tanto, se copnseguiría un triple beneficio ambiental.

Si se demuestra la eficacia y la eficiencia del método, y contando con el sistema de créditos de emisiones de carbono para la industria del tratamiento de aguas residuales, esta tecnología sería muy asequible desde el punto de vista económico.

Las aguas residuales en las plantas de tratamiento son un problema ambiental y económico. Los costes operativos y de capital son una pesada carga para los servicios públicos y los municipios. Pero si se gestiona bien la eliminación de nitrógeno biológico para obtener créditos de carbono, se podría obtener un gran beneficio tanto para las instituciones públicas como para el medio ambiente.

La mayoría de las plantas de tratamiento de aguas residuales ya cuentan con sistemas para reducir los niveles de amoniaco, pero pocas se ocupan de la reducción en los niveles de contaminación por nitrógeno, especialmente en la forma de óxido nitroso (N2O), un potente gas de efecto invernadero. Si a ello se añaden los créditos de emisión se crearía un incentivo económico. En definitiva, el diseño y adopción de mejores tecnologías en el proceso de la mejora de la calidad del agua podría tener un impacto positivo en la reducción de las emisiones de óxido nitroso. Y, con ello, se reduciría considerablemente la contaminación climática, se ahorraría energía y dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *