Primera isla flotante para afrontar el cambio climático

Share on Facebook9Tweet about this on Twitter8Share on Google+3

Proyecto-de-isla-flotante
La propuesta de construir una isla artificial en la Polinesia para afrontar el cambio climático es mucho más que una idea. Se trata de un proyecto que ya está estudiándose con el objetivo de llevarlo a cabo en apenas tres años.

Será en las paradisíacas aguas del Pacífico sur, pero no precisamente por tratarse de aguas de auténtico ensueño, sino más bien al contrario, puesto que es una de las zonas más amenazadas por el aumento del nivel del mar.

Una isla con plataformas y edificios

El cambio climático ha sido el motor que ha impulsado a concebirla y hacerla realidad por parte del Instituto Seasteading, en colaboración con el país donde va a llevarse a cabo.

Los polinesios podrían encontrar en este tipo de iniciativas un motivo para no emigrar. Según Marc Collins, ministro de Turismo tahitiano, “las islas flotantes pueden ser una solución tangible para mantener a nuestra población anclada en el país”, para lo cual “necesitamos crear tecnologías y trabajos marinos para nuestros jóvenes”, concluye.

La isla, de cuyo diseño se encargarán los estudios holandeses Delta Sync y Blue21, tendrá 16 módulos de hormigón que se dispondrán en forma de plataformas capaces de soportar el peso de edificios de hasta tres plantas.

Serán plataformas movibles, que podrán estructurarse de distintas maneras y dispondrán de sistemas de desalinización para potabilizar el agua, así como de infraestructuras para la obtención de energías renovables.

Este proyecto sale adelante como alternativa a la ambiciosa y complicada idea de construir la primera ciudad estado en aguas internacionales por parte de los responsables del Instituto Seasteading. Finalmente, tras firmar un memorandum con la Polinesia Francesa han sentado las bases para levantar en sus aguas el primer Proyecto de Isla Flotante. Si todo marcha según lo previsto, en el año 2020 estará finalizada y lista para su inauguración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *