Reducir la huella de carbono del papel higiénico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hay que reducir la huella hasta en los objetos de uso más cotidiano. O, mejor dicho, especialmente en los objetos que usamos cada día. Por ejemplo, en el papel higiénico. Así lo cree la gran empresa de distribución británica Sainsbury.

Se calcula que cada británico usa una media de cincuenta rollos de papel higiénico al año. Por tanto, la huella de carbono es enorme. Ante esto, Sainsbury va a probar un nuevo método: la reducción del tubo de cartón del interior. La medida trata de evitar quinientos viajes anuales de los que realizan los camiones de los proveedores hasta las tiendas. El supermercado asegura que los clientes no notarán la diferencia.

El papel higiénico de la marca blanca del supermercado ya es responsable con la sostenibilidad, pues está certificado por el Forest Stewardship Council (FSC). Pero, con la disminución del tamaño del tubo, se esperan ahorrar 140 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

El diámetro del rollo pasará de los 123 milímetros que ha tenido hasta ahora a 112 milímetros. El número de hojas no se alterará: seguirán siendo 240. Los compradores van a obtener la misma cantidad de papel higiénico, pero con un tubo más pequeño y, por tanto, también el embalaje será menor, incluyendo la película plástica que los envuelve.

Los nuevos rollos se venderán al mismo precio que antes. Por tanto, como se ahorrarán costes, no sólo emisiones, la empresa ganará más dinero por su venta. Todos ganan, pues. Un texto en los paquetes explicará que dentro se podrá encontrar el mismo número de hojas, ya que, al abultar menos, podría parecer que hay menos papel.

El papel higiénico es un objeto de consumo que todas las personas compran. Hace siglos se utilizaron hojas de árboles o lana. Las dos capas para reforzar el papel se introdujo en la década de los sesenta del siglo pasado.

La medida es parte del plan de sostenibilidad de Sainsbury. Un cambio menor para los consumidores en productos tan esenciales puede conseguir grandes cambios en el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *