Se estudiará la acidificación del Mediterráneo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El proyecto europeo “Mediterranean Sea Acidification in a changing climate (MedSeA)”, que estará liderado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), se ha puesto en marcha con el objetivo de investigar el impacto ecológico y socioeconómico de la acidificación del mar Mediterráneo causada por el calentamiento global.

MedSeA realizará un análisis de los cambios químicos, climáticos y biológicos que tienen lugar en el mar Mediterráneo a causa del aumento del dióxido de carbono (CO2), con especial atención al impacto de la acidificación sobre los organismos marinos. Estudiará también las consecuencias socioeconómicas de estos cambios.

Las investigaciones se llevarán a cabo de manera interdisciplinaria, con la participación de químicos, biólogos, ecólogos y economistas, y servirán para recoger nuevos datos y valoraciones sobre las respuestas de los ecosistemas marinos mediterráneos a la acidificación, así como para elaborar un mapa de las zonas más vulnerables. Los resultados ayudarán a mejorar los modelos oceanográficos actuales y permitirán desarrollar estrategias políticas regionales para mitigar su efecto.

Uno de los efectos de esta acidificación del Mediterráneo puede ser el aumento de medusas cada verano, principalmente en las aguas cercanas a las costas. Si se confirma la tesis, sin duda puede repercutir negativamente en el sector turístico de la zona, uno de sus principales sectores económicos de la región.

Pero el turismo no es el único sector afectado. La acidez del mar se relaciona directamente con la calcificación, que es esencial para el desarrollo de los corales y otros organismos, como ostras, mejillones y otras especies que son la base de la economía de muchas personas que viven de su pesca.

El proyecto MedSeA se llevará a cabo durante los próximos tres años y en él participarán ochenta y seis investigadores de dieciséis instituciones diferentes y de diez países. Su presupuesto es de 6 millones de euros, de los que 3,5 estarán financiados por la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *